El nuevo Genesis quiere competir de igual a igual con Mercedes y BMW

La nueva marca de autos Genesis (la división de lujo de Hyundai Motors) reveló su primer prototipo en el Auto Show de New York. El concept llamado New York (un nombre apropiado para la exhibición) atrajo la atención de todos los visitantes a la feria y anticipa un futuro interesante para el nuevo player.

El New York es supuestamente el prototipo del próximo sedán deportivo de lujo de Genesis —el G70— el cual intentará competir mano a mano con el Audi A4, los BMW serie 3, y los Mercedes Benz Clase C.

Relacionado: Lincoln presenta su nuevo Navigator en New York

genesis_10 genesis_11

El encargado de propulsar al New York es un motor híbrido de 2.0-litros, que entrega 242 caballos de fuerza y 260 pie-libra de torque, acompañado de una transmisión automática de ocho velocidades.

Los valores de peso y aceleración no han sido comunicados todavía, pero el tamaño, el aspecto y el rugido hibrido del vehículo podrían convertirlo en un verdadero competidor de los sedanes de lujo europeos.

Sí, el exterior es atractivo, pero la estrella del show es su interior futurista. El tablero de instrumentos y sus líneas curvas parecen ser sacados de películas de ciencia ficción, y la pantalla táctil flotante de 21 pulgadas junto al panel de instrumentos y la consola central que forman una sola unidad digital harán sentir al conductor que está a cargo de una nave espacial.

A pesar de su estilo innovador, Genesis dice que el prototipo, sin embargo, tiene indicadores digitales de velocidad y rpm.

Relacionado: Callaway construirá su propio Camaro de 740 caballos

“El concept New York es un prototipo que resalta la calidad de diseño de nuestra marca”, dijo Manfred Fitzgerald, jefe de Genesis. “Con su diseño refinado, el concept New York verdaderamente encarna la ‘Elegancia Atlética’ que caracteriza a los productos Genesis y que lo continuará haciendo en futuros modelos”.

Como con todos los autos de exposición, muchos de los elementos del New York probablemente no lleguen a la fase de producción, especialmente el estilo dinámico del interior y la configuración de cuatro asientos. De todos modos, Genesis nos da varias razones para entusiasmarnos con la inminente batalla que se avecina en el mercado de los sedáns de lujo.