Fórmula E muestra cual será su modelo de competición para la temporada 2018-19

Ahora que la serie de carreras de autos de la Fórmula E ha demostrado ser algo más que un simple experimento, los organizadores comienzan a mirar seriamente hacia el futuro.

La FIA, que no solo dirige la Fórmula E sino que también a la Fórmula Uno y el Campeonato Mundial de Endurance —entre otras series— acaba de nombrar a Spark Racing Technologies como el proveedor oficial de la próxima generación de autos de Fórmula E. Spark suministra los actuales SRT_01e utilizados por todos los equipos desde la creación de la Fórmula E.

Relacionado: Este Jaguar I Type1 eléctrico está listo para arrancar en la Fórmula E

El auto de la próxima generación entrará en competencia en la quinta temporada de la Fórmula E, la cual comienza en 2018. La estandarización del diseño del automóvil está destinado a poner un límite en los costos, así como concentrar los esfuerzos de desarrollo en los grupos moto-propulsores, aspecto en el que los equipos tienen mucho más margen de personalización. Esto viene a reforzar la idea de la Fórmula E como un escenario de pruebas para las futuras tecnologías de automóviles eléctricos, cosa que los organizadores consideran primordial desde una perspectiva de marketing.

El nuevo carro se llamará el SRT05e, y será muy similar al modelo-concepto representado en las fotografías. Algunos de los elementos visuales quizá cambien, pero lo que en cualquier se mantendrá será el requisito de que los SRT05e completarán una carrera entera con una sola carga. Los actuales modelos de la Fórmula E no cuentan con esa posibilidad, por lo que los conductores deben cambiar de auto durante sus paradas en boxes. Para ayudar a extender su alcance, el SRT05e llevará una batería más grande con una capacidad de 54 kilovatios-hora, en lugar de la de 28kWh que llevan los autos de competición actuales.

Uno de los desafíos que enfrentan los ingenieros de Spark es cómo lidiar con el aumento del 10 por ciento del peso que involucra este paquete de baterías más grande. Otra es —claro— la seguridad del conductor: el concepto SRT05e cuenta con un parabrisas, un guiño hecho a los esfuerzos por proporcionar mayor protección a la cabeza a los pilotos de carreras. El concepto también ofrece un diseño mucho más elegante que los actuales Fórmula E, con las ruedas totalmente cerradas y sin alerón trasero.

La Fórmula E está ganando cada vez más atención. Los fabricantes que participan actualmente en esta serie incluyen a Renault, Audi, Jaguar, Mahindra, y la submarca de Citroën DS, así como las startups NextEV y Faraday Future. BMW y Mercedes-Benz ya han anunciado que entrarán en la serie muy pronto, a la vez que Audi ha asegurado que ampliará su presencia en esta competición de manera significativa.