Unos suaves retoques mantienen jovial al Ford Fiesta

Ford ha presentado un Fiesta 2018 bastante actualizado durante un reciente evento celebrado en Alemania. El auto de ciudad no es enteramente nuevo, sí: pero casi cada parte de él se ha mejorado, de alguna manera u otra.

Los cambios más evidentes surgen a simple vista. Su parte delantera viene con unos faros de aspecto más suave, una parrilla más delgada y más amplia, y un parachoques con renovada apariencia. En la parte trasera, las luces verticales del modelo saliente son reemplazadas por unidades horizontales alargadas, una señal de estilo que enfatiza el ancho del Fiesta.

Relacionado: El Ford Mustang GT4 se presenta en SEMA 2016

En Europa, la gama del Fiesta se ha ampliado con tres nuevas versiones, denominadas Vignale, Active y ST-Line, respectivamente. El Vignale es la variante de lujo largamente rumoreada, la cual trae de serie características tales como llantas de aleación de 18 pulgadas, una parrilla cromada específica, y tapicería de cuero cosido en los asientos. Inspirado más en los SUVs, el modelo Active cuenta con revestimiento de plástico negro y rieles en el techo, y es también un poco más alto que los otros. Por último, el ST-Line viene con un kit deportivo de aspecto corporal inspirado en el modelo ST. Es importante señalar que ninguno de estos tres modelos ha sido aún confirmado para venderse en los Estados Unidos.

Ford promete que la cabina del Fiesta será un mejor lugar para viajar que antes, gracias a la suavidad del nuevo material del salpicadero, y gracias también a una pantalla táctil mucho más grande que ejecuta el nuevo sistema de infotainment (información y entretenimiento) llamado Sync 3. El Fiesta también vendrá con una versión mejorada de la tecnología de detección de elementos externos, la cual evita colisiones incluso cuando está todo completamente oscuro.

La gran noticia bajo el cofre es que el popular motor de tres cilindros de 1.0 litros EcoBoost estará disponible con un sistema de desactivación de cilindro, para poder así ahorrar combustible. El triple se convierte automáticamente en un gemelo cuando la potencia extra no es necesaria, y el tercer cilindro se reactiva en sólo 14 milisegundos (más rápido que un parpadeo) cuando se le necesita nuevamente. La desactivación de cilindro nunca se había ofrecido antes en un motor con tres de estos, y en Ford aseguran que su implementación puede mejorar el consumo de gasolina hasta en un seis por ciento, en condiciones reales de conducción.

El Ford Fiesta presentado en Alemania es un modelo concebido para Europa. Se espera que la versión estadounidense se estrene el próximo mes de enero, durante el Salón del Automóvil de Detroit, y que salga a la venta poco después como modelo 2018.