El Ford EcoSport llega finalmente a los EE.UU.

El Ford EcoSport es un pequeño crossover que a día de hoy se vende en muchos países, pero no en los EE.UU. Esta situación está a punto de cambiar, ya que Ford se ha decidido a lanzar el EcoSport en el mercado norteamericano.

El EcoSport debutará esta misma semana en el Auto Show de Los Ángeles, según lo anunciado por el mismo Ford en Twitter. DJ Khaled, quien aparentemente será uno de los protagonistas de esta presentación, ya lo había mencionado anteriormente en Snapchat. Ford lleva insinuado que traerá el EcoSport a los Estados Unidos desde el 2014, aunque las exitosas ventas de los crossovers habrían terminado por convencerlos definitivamente.

Relacionado: El Ford Focus RS puede aún dar más de sí

Ford lanzó el EcoSport en 2003, y luego hizo debutar el actual modelo —de segunda generación— en 2012. Esto hace que el diseño sea algo anticuado, según los estándares actuales de la industria. El sitio Automobile ha informado que el lanzamiento en los EE.UU. coincidirá con un “lifting facial”, el cual incluirá una actualización del sistema de información y entretenimiento Sync 3 de Ford, entre otras cosas.

El EcoSport surge de la misma plataforma que el Ford Fiesta, y es bastante más pequeño que el utilitario más compacto de la alineación actual de Ford en los EE.UU., el Escape. Actualmente, Ford ofrece una amplia variedad de motores en diferentes mercados mundiales, pero dada las ofertas de estos en los Estados Unidos, el EcoSport podría traer bajo el cofre algo similar al Fiesta, con un cuatro cilindros de 1.6 litros, o un tres cilindros de 1.0 litros, ambos turboalimentados.

Cuando haga su debut en los Estados Unidos, al EcoSport ciertamente no faltará competencia. Le dará a Ford una entrada en el creciente segmento de crossover subcompacto, que en seis años ha crecido desde la inexistencia casi total al estallido con una plétora de modelos tales como el Chevrolet Trax, el Honda HR-V y el Mazda CX-3. Toyota también presentará su propio crossover subcompacto C-HR en el mismo Auto Show de Los ángeles.

La pregunta del millón es aquí: ¿puede un diseño “envejecido” y destinado a mercados no estadounidenses, competir contra todos estos rivales? Lo averiguaremos pronto. Y por supuesto, aquí te mantendremos al tanto.