Otro “Dieselgate”: Fiat Chrysler también hizo trampa

La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) acaba de acusar a Fiat Chrysler de haber usado un software que permitió a algunos de sus vehículos diesel “hacer trampa” en las pruebas de emisiones. La compañía siempre negó estas acusaciones, afirmando en todo momento que su software cumple con los requisitos regulatorios, según informa el Washington Post

Los modelos implicados son las camionetas Dodge Ram 1500 de los años 2014 a 2016, y los Jeep Grand Cherokees con motor diesel de 3.0 litros, también de los mismos años. Las acusaciones afectan en total a unos 104,000 vehículos, según funcionarios de la EPA.

Relacionado: Funcionarios alemanes investigan a Porsche por pruebas de emisiones fraudulentas

Janet McCabe, directora de la Oficina de Aire y Radiación de la EPA, dijo que todavía “no hay acciones inmediatas o necesarias” que deban seguir los propietarios de los vehículos involucrados, asegurando que estos “siguen siendo seguros y legales para ser conducidos por los EE.UU.”

El software fraudulento habría permitido a estos vehículos emitir más óxido de nitrógeno del permitido por la Ley de Aire Limpio, según las autoridades. Esta “trampa” quedó al descubierto después de que la EPA ampliara el margen de sus pruebas para buscar los llamados defeat devices (dispositivos de anulación) en septiembre de 2015, todo tras el llamado “Dieselgate”, el conocido (y ahora similar) escándalo de Volkswagen.

“No informar que este software afecta las emisiones del motor de un vehículo es una violación seria de la ley, y puede dar lugar a una dañina contaminación del aire que respiramos”, dijo en una declaración Cynthia Giles, Administradora Auxiliar de la Oficina de Aplicación y Cumplimiento de la EPA.

Los funcionarios de Fiat Chrysler negaron todas estas afirmaciones en un comunicado el pasado jueves. Dijeron que cada fabricante de automóviles debe utilizar “diversas estrategias” para reducir las emisiones, esto sin comprometer la durabilidad y el rendimiento de sus motores. Además, añadieron que su sistema de control de emisiones cumple con todos los requisitos necesarios. La compañía también aseguró que se ha ofrecido a realizar grandes cambios en su software para cumplir con las exigencias de la EPA.

fca02

Grand Cherokee Diesel 2015

“FCA tiene la intención de trabajar con la administración entrante para presentar su caso y resolver este asunto de manera justa y equitativa, asegurando a todos los consumidores que los vehículos diesel de la compañía cumplen con todos los requisitos reglamentarios”, ha dicho la compañía en su comunicado.

Relacionado: Las cifras de ventas de Fiat Chrysler, a investigación

Por lo demás, la noticia ha hecho que el precio de las acciones de Fiat Chrysler cayeran más de un 13 por ciento este mismo jueves. Funcionarios de la EPA, además, han asegurado que están investigando si otros fabricantes de automóviles pueden haber usado dispositivos similares.

“Continuamos investigando el origen y el impacto [en el medio ambiente] de estos dispositivos”, dijo Giles en un comunicado. “Todos los fabricantes de automóviles deben jugar con las mismas reglas, y seguiremos responsabilizando a los que compitan de manera ilegal”.

Esta noticia está todavía en curso, así que sigue atento a Digital Trends Autos para más información.