Ferrari creó un nuevo California T con motor turbo y Apple Carplay

Durante los último años, el Ferrari California ha sido acusado de ser demasiado normal (estéticamente hablando), y de no poseer la performance necesaria para llevar el símbolo del Cavallino Rampante en su parrilla y el nombre Ferrari.

Pero juzgando por la multitud de curiosos espectadores que se juntaron alrededor del nuevo California T cuando lo probamos en Los Ángeles, este convertible de techo rígido y su nuevo look no tienen problema alguno en atraer las miradas de las multitudes, entre los muchos otros súper autos y celebridades que pasean por la capital mundial del entretenimiento, buscando atención.

Relacionado: McLaren anunció que subastará uno de sus icónicos F1

California_16

Con respecto a la acusación de performance pobre, el California T marca la primera incursión del constructor italiano en el mundo de los turbocompresores desde el legendario modelo F40 de los años 80. Como el resto de la industria automotriz, Ferrari está abandonando los grandes motores naturalmente aspirados por motores más pequeños pero turbo-comprimidos.

El nuevo motor biturbo V8 de 3.9-litros del California T produce 553 caballos de fuerza y 557 pie-libra de torque, lo que significa un incremento de 70 hp y 185 pie-libra de torque versus el modelo anterior. Toda esta potencia le permite al convertible de 3,800 libras acelerar de 0 a 60 mph en apenas 3.6 segundos.

Esa potencia y aceleración son, sin lugar a dudas, las de un súper-auto, aunque no sé si sería correcto clasificar al California T como uno de ellos. No, el California T es un gran turismo excepcional que busca una excitante experiencia de manejo más que veloces tiempos de vuelta —este auto es feliz cuando el techo está plegado, el estéreo está a todo volumen, y millas y millas de asfalto con curvas yacen frente a él.

La transición de Ferrari al mundo de la turbo-compresión no fue una decisión hecha ligeramente, y no fue llevada a cabo, exclusivamente, con el propósito de incrementar la potencia. Para bien o para mal, este cambio de configuración en el motor no solo tuvo efectos en los HP del California T, también los tuvo en su personalidad. Igualmente, la turbo-compresión sí sirvió su propósito: además de haber producido un auto más poderoso, produjo un auto más limpio —el California T emite 15% menos de emisiones que su antecesor y consume menos combustible.

Relacionado: Fiat lanza su lujoso 124 Spider a un precio más bajo de lo esperado

No solo el motor es nuevo en esta Ferrari, las renovadas curvas de la carrocería hacen al California T más agresivo y dramático. La nueva transmisión de doble embrague de siete velocidades tiene un nuevo ratio de marcha para usar mejorar la nueva potencia; la suspensión adaptativa ha sido modificada; y el sistema de control de tracción también fue actualizado. El interior recibió algunos pequeños retoques, y el cambio más importante quizás sea el nuevo sistema de Infotainment de Ferrari que ahora ofrece soporte para el Apple CarPlay.

El precio de este nuevo Ferrari California T arranca en los $200,000 dólares, aunque fácilmente puedes agrandar ese número sumando unos pocos y, a primera vista, insignificantes opcionales.