Ferrari abandona la transmisión manual

Hubo una época en la cual las transmisiones manuales eran sinónimo de autos de alto rendimiento. Pero como casi todo en esta vida, aquel tiempo parece haber quedado atrás.

Ferrari es el último fabricante de automóviles que ha anunciado que retirará el pedal del embrague, un hecho que probablemente sentará como un puñetazo en el estómago a los fanáticos de las palancas de cambio, aunque no es algo que nos sorprenda demasiado, teniendo en cuenta las bajas ventas que han tenido estos modelos en Ferrari y en otras marcas de alto rendimiento durante los últimos años. Pero ojo: no es ésta la razón principal por la cual Ferrari abandona la transmisión manual.

Relacionado: LaFerrari Aperta, el descapotable de Ferrari, debuta finalmente en París

“Ferrari es sinónimo de diseño, rendimiento y tecnología de última generación. No hay transmisión manual que puede superar esto, por lo que hemos decidido mantener la caja de cambios de doble embrague”, ha dicho Michael Hugo Leiters, director de tecnología de Ferrari en una entrevista con Motor Authority en el reciente París Motor Show. Y es que incluso una transmisión manual de última generación no puede igualar la velocidad de las nuevas transmisiones de doble embrague.

Guste o no, se trata de un argumento convincente para fabricantes buscan constantemente un mayor rendimiento de sus carros, ya sea tanto para ganarse a los consumidores como para presumir de capacidad. Durante décadas, las transmisiones manuales tenían una ventaja de rendimiento por sobre los coches que no venían con pedal de embrague; pero las transmisiones de doble embrague de hoy en día han hecho trizas esa diferencia. El doble embrague cambia más rápido, y de paso ayuda a los fabricantes de automóviles a atraer clientes que podrían desalentarse por tener que dominar un vehículo con cambio manual.

palanca-de-cambio-ferrari

Ferrari no es el único en dejar atrás la transmisión manual, en cualquier caso. Lamborghini y McLaren no cuentan ya con un solo manual entre sus modelos, y Porsche ha hecho la transmisión de doble embrague PDK obligatoria en las versiones de mayor rendimiento de su 911. Todavía ofrece autos con transmisión manual en los modelos de menor nivel. Sólo Aston Martin sigue ofreciéndola en toda su gama.

Igualmente, la transmisión manual es mucho más fáciles de encontrar en los vehículos menos caros. Una vez que se sale del ámbito de seis cifras, empiezan a ser mucho más comunes. Pero aún así, la transmisión manual está ya en la lista de especies en peligro de extinción, aun cuando no está del todo desaparecida. Todavía.