Fórmula Uno espera que un proveedor de motores independiente le ayude a reducir costos

Las personas que no usan cascos y trajes de bomberos para el trabajo están acostumbrados que  los motores y los chasis de sus coches vengan de un mismo fabricante, pero eso no es necesariamente el caso la Fórmula 1. Las ofertas de suministro de motor pueden ser el último intento en la reducción de costos en la serie de carreras más decadente del mundo, la F1.

Actualmente existen cuatro proveedores de motores en la F1, Ferrari, Honda, Mercedes-Benz y Renault. Suministran motores a sus propios equipos (socios de McLaren y Red Bull en el caso de Honda y Renault), pero también venden motores a los equipos independientes. Ahora, los funcionarios de F1 están considerando la incorporación de una empresa independiente exclusivamente para suministrar motores a los equipos no afiliados a un fabricante, de acuerdo a la revista Autosport.

Relacionado: Toyota supera a VW en ventas

Las reglas actuales requieren equipos utilizar los altamente regulados propulsores V6 turbo híbridos, que cuestan un montón de dinero para desarrollar. Los fabricantes están pasando algunos de los costos de estos sistemas de propulsión a los equipos de los clientes mediante el cobro de más dinero. Los equipos están pagando actualmente de $20 a $30 millones por temporada, en comparación a los $10 millones que pagaban por los motores V8 anteriores.

Además del costo, hay la tendencia inherente de los fabricantes para tener favoritos. Después de todo, tienen que suministrar motores a los equipos que compiten en contra. Todo esto es parte de la lucha de poder entre los equipos que el fabricante patrocina y los independientes. El equipo del fabricante generalmente tienen más dinero para gastar, lo cual es una ventaja competitiva en la F1. Pero los equipos independientes son necesarios para completar la competencia, y puesto que su único negocio son las carreras, estos son considerados más leales por F1.

Este nuevo desarrollo podría ser una bendición para los Red Bull, que ha sido incapaces de asegurar un proveedor de motor para el largo plazo. Han ganado múltiples campeonatos con motores Renault, pero no han tenido mucha suerte desde que se cambió al nuevo motor híbrido. El equipo, que también está patrocinado por Infiniti, se ha quejado se voz alta sobre el bajo rendimiento del Renault, que ha llevado al endurecimiento de las relaciones con el fabricante francés.

Posiblemente esta medida sea la única que podrá asegurar una parilla completa para cada carrera, no está claro qué impacto podría tener para la gente en las gradas. F1 ya está bastante divorciada de las realidades de los coches de producción, por lo que traer a un no-fabricante de automóviles para suministrar motores a los equipos independientes no hará una diferencia demostrable en la relevancia de la serie.