Nuevo diseño del Equinox 2018 aumenta su capacidad aerodinámica

Con más de 2.7 millones de unidades vendidas sólo el pasado año, los SUVs compactos son el segmento de vehículos de mayor crecimiento en los Estados Unidos. Sus compradores son, por lo mismo, cada vez más exigentes, y quieren un espacio de pasajeros y de carga que se adapte a sus estilos de vida sin comprometer por ello el diseño ni la eficiencia del gasto de combustible.

Justamente, esta ha sido la tarea de los equipos de diseño y aerodinámica que trabajaron en la forma del nuevo Equinox 2018: crear un nuevo SUV compacto que sea mantenga un equilibrio perfecto entre estilo, función y eficiencia.

Relacionado: Los Millennials entran en escena… Y prefieren el Chevrolet Cruze

“Trabajando estrechamente con el equipo de aerodinámica, pudimos concebir un diseño final”, ha dicho Jeff Perkins, director de diseño de Equinox. “Juntos alcanzamos los objetivos aerodinámicos, con la intención de dar al nuevo Equinox una mejora de eficiencia en la carretera, manteniendo un adecuado espacio para los pasajeros y la carga”.

Los equipos trabajaron cuidadosamente en la creación de una nueva forma, manteniendo las proporciones claves que lo hacen ser un compacto crossover/SUV. Además de ofrecer la utilidad y la funcionalidad que los clientes buscan en el segmento, el exterior expresivo del Equinox muestra una forma esbelta y esculpida, señales de diseño de Chevrolet.

“En los autos, el rendimiento aerodinámico contribuye a la economía de combustible, pero las formas de los crossovers y SUVs no suelen traducirse en eficacia aerodinámica”, dijo por su parte Nick Lico, líder de desarrollo de Aerodinámica Global. “Trabajando con la gente de diseño, pudimos crear una forma atlética que es atractiva y a la vez líder del segmento en eficacia aerodinámica”.

La longitud total del nuevo Equinox se redujo en 4.7 pulgadas, facilitando el estacionamiento y otras maniobras. Pero a pesar de sus dimensiones exteriores más pequeñas, el volumen interior del Equinox 2018 aumentó 3.5 pies cúbicos. La reducción de la longitud, sin embargo, planteó otro desafío a la eficacia aerodinámica, ya que una forma más corta resulta más difícil de “empujar” a través del aire.

Más de 500 horas en el túnel de viento a gran escala de GM lograron concebir un exterior que no sólo mantiene la esencia del diseño previsto, sino que además reduce la resistencia al viento en un 10 por ciento por sobre el modelo anterior.

El Equinox 2018 tiene un rendimiento estimado de 32 millas por galón en la carretera (modelos FWD) según la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Las nuevas entradas de aire de la parrilla superior e inferior son controlados electrónicamente, y se traducen en un mayor rendimiento aerodinámico. Se cierran en ciertas condiciones en la carretera, cuando las necesidades de refrigeración del motor se reducen, empujando el aire alrededor del vehículo para reducir la resistencia.

Además, se diseñó un alerón trasero más grande, el cual ayuda a reducir la turbulencia en la parte trasera del vehículo para una menor resistencia al viento.

Esta parte trasera incorpora una serie de aquello que los diseñadores llaman “rutas de aire”, los cuales consiguen la separación óptima de aire en los bordes de las luces traseras y esquinas en los pilares D.

El nuevo SUV Equinox 2018 es un vehículo compacto y moderno, con un diseño expresivo, un mayor espacio de carga y lo último en conectividad. Posee además una lista ampliada de características de seguridad disponibles, además de una gama de motores turboalimentados, incluyendo aquí el primer turbo diesel del segmento.

El SUV Chevrolet Equinox 2018 ya está a la venta con un precio inicial de $23,580.