Elon Musk habló de Donald Trump

Elon Musk no ha mantenido en secreto el desagrado que le provoca Donald Trump. Pero ante la nueva realidad que enfrenta el país del norte, el CEO de Tesla tiene algo nuevo que decirle al presidente electo: él y Tesla seguirán adelante.

A pesar de las preocupaciones planteadas esta semana, relativas a que una administración de Trump sería “catastrófica” para Tesla Motors, Musk ha asegurado que sería un “malentendido fundamental” llegar a tales conclusiones. Específicamente, los escépticos apuntaron a la eventual eliminación —por parte de la administración de Trump— de los llamados créditos ZEV, (Zero-emission Vehicle). De hecho, la eliminación de los créditos podría incluso ayudar a Tesla, dijo Musk a sus accionistas en una sesión de preguntas y respuestas realizada la pasada semana.

Relacionado: Hoy es un buen día para ser Elon Musk: Tesla aumenta su distribución en un 70 por ciento

Originalmente implementado por la Junta de Recursos del Aire de California, el ZEV exige que los fabricantes de automóviles vendan un número mínimo de vehículo de cero emisiones o, de lo contrario, que paguen una multa. Otros nueve estados han adoptado también esta práctica, incluyendo Maryland y Maine. Por supuesto, no todos los fabricantes de automóviles son realmente capaces de vender el número de automóviles ecológicos requerido, en cuyo caso tienen la opción de comprar créditos de otras empresas que tengan un “superávit” de estos créditos. Por supuesto, dado que Tesla está en la industria del automóvil eléctrico —y vende exclusivamente vehículos eléctricos en los estados donde el mandato está en vigor— siempre tiene más créditos. En el tercer trimestre de este año, Tesla obtuvo un beneficio de $139 millones de dólares simplemente vendiendo sus créditos ZEV.

Pero eso no quiere decir que Tesla dependa de los créditos ZEV para ganar dinero, o que sea incluso una fuente consistente de ingresos para la compañía. Por lo mismo, Musk aseguró que incluso si Trump —un “revisionista” del cambio climático— elimina la normativa ZEV, Tesla no se verá afectado realmente. El pasado jueves, Musk señaló que la compañía generalmente gana alrededor de “50 centavos por dólar” al vender sus créditos, y como tal, “Los incentivos no suben, o son desventajosos. Si General Motors, Ford, u otro fabrican vehículos eléctricos, estos monetizan sus créditos ZEV a 100 centavos por dólar, por lo que si hay dos créditos ZEV por vehículo, General Motors tendría una ventaja de $5,000 dólares sobre los costos de Tesla”.

En última instancia, como Efraim Levy (analista de CFRA Research) dijo a Business Insider, los créditos de ZEV simplemente no son cruciales para Tesla cuando se trata de la rentabilidad de la compañía. “Si estás comprando acciones de Tesla, no dependes de los créditos ZEV para mantenerla”, dijo.

De todos modos, esto no significa que Musk esté ansioso de que Trump elimine los créditos ZEV. “Creemos que debería haber incentivos gubernamentales para los vehículos eléctricos”, dijo. “Pero creemos que deberían estar ahí por el bien de la industria, y para hacer realidad el transporte sostenible”.