El futuro de Jaguar se prefigura en este concepto de crossover eléctrico de 400 HP

Sabíamos que vendría. Aunque algunos fabricantes de automóviles han sido más optimistas que otros, o han sido abiertos o reacios a la idea de los vehículos eléctricos, es más que probable que todas las marcas acaben finalmente por abrazar la electrificación. Tarde, o temprano. Y ahora parece haber llegado el turno de Jaguar.

Aún antes del inicio del Salón del Automóvil de Los Ángeles, el fabricante británico mostró su concepto i-Pace, un crossover totalmente eléctrico que viene a anunciar el que será el primer modelo de producción sin motor de combustión de la compañía.

Relacionado: Te presentamos el F-Pace 2017, el primer SUV de Jaguar

Digital Trends (Inglés) fue uno de los pocos seleccionados para conocer este elegante EV. Básicamente, Jaguar creó un entorno virtual (a través de Samsung VR Gear) para explorar el vehículo en profundidad, todo mientras Ian Callum —Jefe de Diseño que Jaguar/Land Rover— explicaba el desarrollo y sus características específicas.

Y hablando justamente de características, hay varias que destacar: 220 millas de autonomía por carga; 400 caballos de fuerza y 516 libras-pie de torque gracias a motores delanteros y traseros; cinco asientos; cargas de 90 minutos que alcanzan el 80 por ciento de la capacidad de la batería, y alguna que otra cosa más.

“El concepto i-Pace es un modelo radical en el marco de los vehículos eléctricos”, dijo Callum. “Se trata de un diseño exquisito y orientado al futuro, producto del ADN de Jaguar, en combinación con hermosos detalles de artesanía británica”.

Sin un motor de combustión interna, la cabina se ha movido más adelante, al menos, más adelante que cualquier modelo actual de Jaguar. Se optó por mantener una parrilla más tradicional (que no es necesaria si no existe un motor que deba enfriarse), todo para mantener el linaje de su diseño con los vehículos actuales.

En su interior, los diseñadores de Jaguar imaginaron una cabina con tecnología avanzada, con materiales de gama alta y un diseño muy bien contrastado. “Nuestro fin era crear un SUV amplio que pudiese llevar cómodamente a cinco personas”, afirmó Callum. “Para lograr esto, nos entregamos a la libertad que la electrificación ofrece a los diseñadores”.

El i-Pace se diseñó pensando en aunar las sensaciones de espacio y deportividad. Una pantalla digital de 10.0 pulgadas, y otra de entretenimiento de 12.0 dominan el tablero, mientras que una tercera pantalla más pequeña se encuentra justo debajo de la pila central, mostrando la configuración del control del clima. El i-Pace cuenta con punto de acceso Wi-Fi, aplicaciones de vehículo inControl y una nueva aplicación de Spotify.

En cuanto al rendimiento, los 400 caballos y 516 libra-pie de potencia distribuida en las cuatro ruedas permiten al i-Pace pasar de 0 a 60 mph en apenas 4.0 segundos. “Los motores eléctricos proporcionan una respuesta inmediata sin retrasos, sin cambios y sin interrupciones”, comentó Ian Hoban, Director de Línea de Vehículos de Jaguar. “Su par de torsión, superior en comparación con los motores de combustión interna, transforma toda la experiencia de la conducción”.

Si te ha gustado lo que ves y lo que has leído, te gustará también saber que una versión de producción será presentada a finales del próximo año, y saldrá a la venta en 2018. El precio permanece aún en el terreno de la suposición, pero debiera estar entre los $40 y $ 50,000, antes de los incentivos. Nada mal.