El concepto EXP 12 Speed 6e de Bentley se presenta en Ginebra

Bentley es una de las marcas más “conservadoras” en la industria automotriz, pero últimamente ha estado rompiendo con la tradición. El fabricante británico de lujo lanzó recientemente su primer SUV, el Bentayga, e incluso vende una versión diesel del mismo en Europa. Casi un sacrilegio.

Ahora, Bentley se está expandiendo en una dirección diferente, que podría ser más atractiva tanto para los entusiastas del automóvil como para los ambientalistas. Debutando en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017, el concepto Bentley EXP 12 Speed ​​6e no es un todoterreno SUV. Es un carro deportivo convertible y con un tren motriz totalmente eléctrico.

Relacionado: Bentley no descarta la fabricación de un SUV más pequeño que el Bentayga

El EXP 12 Speed ​​6e toma mucho del muy bien recibido concepto EXP 10 Speed ​​6 coupé, el cual debutó en el Auto Show de Ginebra en 2015. Ambos modelos comparten una fascia frontal similar, laterales esculpidos y luces traseras ovaladas. El estilo utilizado para ambos podría ser considerado una versión más evolucionada del actual Continental GT, adaptado para un carro más pequeño. Los conceptos EXP sugieren lo que podría llegar a ser un verdadero auto deportivo Bentley.

Aunque confirmó un sistema motriz totalmente eléctrico, Bentley no ofreció más detalles o especificaciones. El fabricante aseguró que el EXP 12 Speed ​​6e está equipado con carga inductiva inalámbrica, la cual permite al carro cargar sus baterías estacionándose sobre una almohadilla especial colocada en el suelo del garaje. Algunas compañías ya ofrecen este sistema de carga, y se espera que Mercedes-Benz sea el primer fabricante de automóviles que lo ofrezca como una opción de fábrica, probablemente en algún momento de este mismo año.

Al igual que su tren de propulsión, el interior del Bentley también es una innovación. El volante se parece más a algo que se utilizaría para maniobrar un Boeing 747, mientras que el interior en sí parece más bien modelado en un burdel parisino. Tal cual. La consola central es una pantalla OLED larga y vertical. El conductor tiene los controles en el volante, a la vez que el pasajero tiene su propia pantalla en el salpicadero.

Bentley cree que sus vehículos eléctricos tienen futuro, ya que muchas de sus cualidades —como el funcionamiento silencioso del motor—, ya están asociadas con sus automóviles de combustión interna. Los autos eléctricos también ayudarán a Bentley (y al grupo Volkswagen) a cumplir con normas de emisiones cada vez más estrictas. Bentley ya planea ofrecer versiones híbridas enchufables de cada modelo, comenzando en 2018 con el Bentayga, aunque un modelo de producción totalmente eléctrico no está descartado.