Dodge podría volver a la NASCAR

La NASCAR es, sin duda, la cita más importante del deporte de motor en los EE.UU., aunque uno de los tres grandes fabricantes de automóviles de este país no ha estado representado por varios años. Dodge dejó oficialmente la NASCAR en 2012, dejando a Ford, Chevrolet y Toyota luchar entre ellos.

Pero Dodge pronto podría regresar a la NASCAR, según lo dicho por Sergio Marchionne, director general de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), en una entrevista reciente dada a Autoweek. Marchionne aseguró que “le encantaría” tener a Dodge participando, y que incluso ya habría hablado con el vicepresidente ejecutivo de NASCAR, Jim France.

Relacionado: Este Mercedes AMG rodará por las pistas de EE.UU. el próximo año

Curiosamente, Marchionne fue quien tomó la decisión de sacar a Dodge de la NASCAR. Esa decisión fue tomada en 2009, momento en el que Fiat estaba dando los primeros pasos para reconstruir Chrysler después de la bancarrota de la firma estadounidense. Marchionne dijo que, en ese momento, la FCA no podía justificar la participación de Dodge en circunstancias de que “estábamos tratando de pagar las facturas pendientes y los sueldos”. Cuando Dodge dejó oficialmente la NASCAR en 2012, sólo un equipo (Penske Racing) seguía manejando sus autos.

Para la mayoría de los fabricantes de automóviles, las carreras son fundamentalmente un ejercicio de marketing. La competición de la NASCAR presenta un interesante dilema porque, por un lado, su popularidad eleva el perfil de los fabricantes de automóviles que participan en ella, pero a la vez es cierto que los autos que participan no tienen prácticamente nada en común con sus contrapartes “de carretera”. Dodge tiene un impresionante legado en NASCAR, con décadas de participación y muchas victorias. En eso podría estar pesando Marchionne, aunque no dijo cuándo Dodge volvería a participar.

© Lat Photographic

Dodge es promocionado por Fiat Chrysler Automobiles como una marca de rendimiento, y no están muy involucrados en las carreras en estos precisos momentos. Después de que se salieran de NASCAR, el fabricante dejó de lado un programa de carreras para el carro deportivo Viper, descontinuando después el modelo Viper en sí. El mayor compromiso de carreras actual de Dodge es la NHRA Drag Racing.

Mientras que Dodge no participa “oficialmente” en la NASCAR, algunos carros Dodge sí que corren en la serie. Autos etiquetados como Dodge Challengers compiten en el Xfinity Series, compitiendo contra Ford Mustang, Chevrolet Camaro y Toyota Camry.