Dodge Challenger SRT 392 2016: el hermano pequeño sabe defenderse solo

Entre el fervor causado por el sobrealimentado SRT Hellcat con 707 caballos de fuerza, y la revelación de los cerca de 500 caballos que se puede conseguir por menos de $ 40k al optar por un R/T Scat Pack, el SRT 392 se ha convertido en algo así como el hijo descuidado de la familia.

Mientras que la sombra de sus hermanos ocupa un lugar preponderante en el imaginario colectivo de los amantes del motor-músculo, el SRT 392 es una opción atractiva por derecho propio, ya que cuenta con el agarre, un frenado y unos componentes de suspensión similares a su contraparte SRT-superior, pero con una cantidad de peso mucho menor.

Relacionado: ¿Veremos un Dodge Challenger con tracción en las cuatro ruedas antes de este invierno?

El elemento más notorio del Dodge Challenger SRT 392 es su V8 de 392 pulgadas cúbicas y 6.4 litros de aspiración natural, el cual le otorga 485 caballos de fuerza y 470 libras-pie de torque. Es esencialmente idéntico al motor de 6.4 litros utilizado en el modelo R/T Scat Pack, como se indica por su salida de potencia idéntica. Y al igual que éste, el SRT 392 está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades, o una automática de ocho velocidades con levas de cambio.

El SRT 392 viene con los mismos frenos Brembo de seis pistones que su hermano más caro, y tanto las llantas disponibles como la combinación de neumáticos es la misma. ahora bien: con menos masa sobre su parte delantera, los frenos tienen un trabajo más holgado al momento de ralentizar el carro.

En cuanto al contenido ‘de lujo’, el SRT 392 cuenta con asientos con calefacción y ventilación de cuero, un volante de fondo plano también de cuero con adornos, y el sistema de información y entretenimiento Uconnect, con una pantalla de 8.4 pulgadas con la navegación y la funcionalidad de las páginas de rendimiento SRT, el cual ya que está en el SRT Hellcat, y curiosamente, no en el R/T Scat Pack.

Relacionado: La próxima generación Mustang GT500 podría preocupar a Dodge

La rumorología especula que el próximo gran paso para el Challenger será un cambio a una nueva plataforma a compartir con el Charger, basado en el “claramente-más-pequeño” Alfa Romeo Giulia. Si el rumor resulta cierto, acercaría al Challenger a la sexta generación de Camaro en cuanto a tamaño, mejorando algunas de sus limitaciones dinámicas en el proceso.

Se podrá estar a favor o en contra de esta “estilización” del tamaño, pero una cosa es totalmente cierta y debes tenerla muy clara: si los autos con músculo son lo tuyo, que sepas que nadie lo está haciendo con más sinceridad que Dodge está en estos momentos, tanto para lo bueno como para lo malo. Y aunque no es precisamente el “rey del mambo”, el SRT 392 tiene el carisma suficiente, el valor y la fuerza suficiente para defenderse por sí mismo.