¿Veremos un Dodge Challenger con tracción en las cuatro ruedas antes de este invierno?

El actual Dodge Challenger está todavía fresco, pero lo cierto es que también posee un diseño un tanto antiguo, el cual va perdiendo terreno frente a sus dos principales rivales, el Ford Mustang y el Chevrolet Camaro. Un rediseño completo involucraría un largo camino, aunque —por lo pronto— Dodge podría dotar a su Challenger de algo que ni el Mustang ni el Camaro poseen.

Y es que un modelo Challenger 2017 con tracción en las 4 ruedas podría debutar ya en este mismo otoño, según Automotive News. Los informes dicen que recibiría prestado el nombre GT AWD de un Challenger-concepto con tracción en las cuatro ruedas que se vio en el SEMA del año pasado. Dodge también estaría planeando una versión de fuselaje ancho del modelo SRT Hellcat de 707caballos, llamado Challenger ADR. Ambas variantes ayudarían a mantener los ojos puestos en el Challenger hasta que un modelo rediseñado se ponga en marcha, en el 2018.

Relacionado: Dodge revive su época dorada con sus modelos 2017 Challenger T/A y Charger Daytona

El concepto original GT AWD utiliza un motor Hemi V8 de 5.7 litros. Mientras que de Dodge también ofrece motores Hellcat Hemi de 6.2 y 6.4 litros sobrealimentados, el Hemi más pequeño sería el utilizado, debido a los límites que la cantidad de par motor del sistema de tracción en las cuatro ruedas podría significar. El propio sistema se adaptó de los Chrysler 300 y los Dodge Charger sedanes, los cuales comparten una plataforma con el Challenger, ofreciendo tracción en las cuatro ruedas durante años.

Dodge GT AWD concept

Dodge GT AWD concept

Los vehículos de músculo como el Challenger son conocidos por su tracción trasera y las quemaduras de neumáticos que permiten, aún cuando un modelo con tracción en las cuatro ruedas podría tener un cierto atractivo entre los consumidores. Sin duda, sería una ventaja en climas nevados, donde un Challenger no es exactamente lo más adecuado. Poseer una característica que ni el Ford ni el Chevy actualmente poseen, podría dar a Dodge un impulso, ayudándolo a mantener la competitividad frente a los “mucho-más-nuevos” Mustang y Camaro.

A pesar de que se ha ido actualizado en los últimos años, el Challenger se viene montando en la misma plataforma desde 2008. Se espera que un modelo completamente rediseñado aparezca en 2018, el cual utilizaría la misma plataforma que el sedán Alfa Romeo Giulia.

El nuevo modelo podría prescindir de 500 libras, y tener también una edición convertible. Algunos rumores también indican que podría dejar de llamarse Dodge Challenger y recuperar para sí el nombre Barracuda, al igual que el modelo de la desaparecida Plymouth.