Este Black Alligator de Dartz viene con 1,600 HP en sus entrañas

Dartz, la compañía letona que construye vehículos para los automovilistas más extravagantes del mundo, se está preparando para presentar un nuevo modelo bautizado como Black Alligator.

El “Caimán Negro” —nombre tomado de un helicóptero usado por el ejército ruso— se basa en el Mercedes-AMG GLS63, aunque todas las señas de estilo capaces de identificar al carro alemán han sido enmascaradas. Las líneas musculosas de GLS han sido reemplazadas por un diseño de camión tipo Tonka, caracterizado por una rejilla rectangular con fajas horizontales, faros que parecen ser los de un Chrysler 300, y un parachoques delantero angular. Las imágenes adelantadas muestran tres colores posibles: camuflaje, dorado y negro.

Relacionado: Los diez mejores vehículos para cuando llegue el fin del mundo

La compañía explica que fabricar un cocodrilo negro es como fusionar un GLS con un Mercedes-Maybach S600. El cuerpo se elabora a partir de una combinación de Kevlar y fibra de carbono, todo con el fin de no excederse en el peso, de acuerdo con Motor Authority. Sin embargo, Dartz sabe que los compradores potenciales (con chequeras bastante generosas, y algún que otro enemigo real) se preocupan más de su propia seguridad que sobre el peso del vehículo, por lo que ofrecerán una versión completamente blindada del Black Alligator, con un cuerpo hecho de titanio recubierto de Kevlar.

Bajo el cofre, Dartz ha conservado el V8 de 5.5 litros biturbo del GLS63, pero el motor ha sido modificado para proporcionar entre 700 y 1,600 caballos de fuerza. El comprador será quién decida la cifra final de caballos. La obtención de tales niveles de poder en las mandíbulas del caimán requiere de la instalación de turbos más grandes, además de fortalecer los componentes internos (como las bielas) y la instalación de una transmisión automática reforzada de siete velocidades. Las especificaciones de rendimiento aún no se han publicado. Por ponerlo en perspectiva, el GLS63 estándar con sus 585 caballos de fuerza pasa de 0 a 100 kilómetros por hora en unos nada desdeñables 4.6 segundos.

Se insta a los potenciales clientes que sigan de cerca el proceso de producción y proporcionen la información que deseen para así crear un modelo único. Cualquier cosa es posible, siempre y cuando los compradores tengan suficiente dinero, según Dartz. En otras palabras, es completamente posible pedir un Black Alligator con asientos tapizados de piel de cocodrilo negro.

El Dartz Black Alligator se presentará oficialmente durante las próximas semanas. La información de precios aún no se ha publicado, aunque los clientes promedios de Dartz no suelen ser de los que miran la etiqueta del precio cuando algo les gusta.