Chevy presenta su nuevo Corvette Grand Sport en el Motor Show de Ginebra

Para Corvette, una de las ventajas de tener 60 años de historia es la posibilidad de usar nombres de sus autos viejos en sus autos nuevos, y así mágicamente, en la mente de los fans de Chevy, los atributos del pasado glorioso se transmiten a los vehículos del presente. Es, sin duda, una excelente herramienta de mercadotecnia. ¡Bravo!

Pero para ser justos con Corvette, esta vez, posiblemente, la transmisión de atributos vaya en la dirección inversa, ya que el nuevo Grand Sport que se presentó esta semana el Motor Show de Ginebra es un auto que nos dejó boquiabiertos.

Relacionado: El DB11 es el mejor Aston Martin de la historia

El Chevrolet Grand Sport 2017 es esencialmente una versión mejorada del Corvette Stingray actual, con algunas partes prestadas del Z06 para mejorar la maniobrabilidad. El anterior Grand Sport también se había basado en el modelo insignia de ese momento —i.e. el Corvette C6.

El nuevo Grand Sport conserva el motor V8 de 6.2-litros del Stingray que entrega una potencia de 460 HP.  Se ofrecerá en dos versiones: la coupé y la convertible. Y como en los otros modelos de Corvette, estará disponible con la transmisión manual de siete velocidades, o con la automática de ocho.

El nuevo auto tiene algunos detalles que vale la pena destacar. El motor tiene un sistema de escape activo y un sistema de lubricación de cárter seco que ayuda a lidiar con fuerzas elevadas laterales (fuerzas de viraje). Para generar esas fuerzas elevadas, el Grand Sport está equipado con neumáticos de mayor agarre —Michelin Pilot Super Sport— montados en llantas de 19 pulgadas, suspensión deportiva, frenos Brembo, y diferencial electrónico de deslizamiento limitado.

Esta mecánica le permite al Grand Sport lograr fuerzas G de 1.05g en los virajes. Un paquete opcional Z07 le agrega frenos de carbono-cerámica y neumáticos incluso más agresivos, los Michelin Pilot Sport 2 Cup. Con el paquete Z07, no solo tolera fuerzas de viraje de hasta 1.2g, sino que, según Chevy, el Grand Sport rompió el record del circuito Milford Proving Ground por algo menos de un segundo, el cual había sido establecido por el Corvette ZR1 de la generación anterior.

Relacionado: A 100 años del nacimiento de su fundador, Lamborghini lanza el Centenario

Chevy asegura que el Grand Sport lleva elementos aerodinámicos perfeccionados para pistas de carrera. Además, para darle un aire de Z06, el nuevo Corvette tiene partes especiales como la nueva grilla y los ensanchados paragolpes traseros.

Chevy ofrecerá la edición coleccionista del Grand Sport con la inusual combinación de pintura gris metálica en el exterior y tapizado azul tensión (como se ve en las fotos) en el interior. Esta edición especial saldrá a la venta después del lanzamiento del Grand Sport “regular” que se espera para este otoño.