Generation Q es la prueba de que Mercedes-Benz va muy en serio con los autos eléctricos

Hace cosa de un año, en el Salón del Automóvil de Frankfurt, Audi presentó su concepto de e-tron quattro, la vista previa de un SUV completamente eléctrico que el fabricante planea lanzar en el 2018. Y ahora, en el Paris Motor Show 2016, Mercedes-Benz ha respondido con un concepto de SUV también eléctrico.

El concepto Mercedes-Benz Generation EQ se monta sobre una nueva plataforma dedicada a los vehículos eléctricos, la cual eventualmente servirá de base a múltiples modelos. Mercedes dice la plataforma modular será lo suficientemente flexible como para dar cabida a todo, desde los convertibles a los SUVs. Es un intento de plantar cara a sus rivales alemanes, por no hablar de Tesla Motors.

Relacionado: Nuevo concepto I.D. de Volkswagen tiene manejo autónomo y recibe paquetes por ti

El Generation EQ posee un estilo que posiblemente marcará el de los futuros vehículos eléctricos Mercedes, diferenciándolos de sus homólogos de gasolina y diesel. Lo que el fabricante de automóviles llama su “look electro” parece definido por un grupo de elementos de iluminación que desplaza la idea de una parrilla convencional. El vehículo en sí tiene un diseño más elegante que los SUV tradicionales, con una línea de techo bajo, y laterales de la carrocería lisos. También utiliza cámaras en lugar de los retrovisores exteriores, eliminando así una fuente de resistencia aerodinámica.

Tratándose de un SUV, el Generation EQ tiene todas las ruedas motrices, así como 402 caballos de fuerza y 516 libras-pie de torque. Esto hace que pase de 0 a 62 mph en menos de cinco segundos, de acuerdo con Mercedes. El paquete de baterías de iones de litio de 70 kWh de capacidad le otorgan un rango de autonomía —estimado— de 500 kilómetros, unas 310 millas.

El interior elimina prácticamente todo vestigio analógico. La mayoría de la información se transmite a través de una pantalla panorámica TFT de 24 pulgadas, y los controles táctiles comandan virtualmente todas las operaciones. Posee pantallas también a ambos lados del volante, y tras éste, en la consola central. Estas pantallas pueden mostrar mapas de las ciudades en 3D generadas por Here, empresa en la cual Daimler posee una participación.

El Generation EQ es posiblemente el preámbulo de un SUV de producción totalmente eléctrico de Mercedes. El fabricante describe su concepto como “muy cerca de la producción”, a la vez que en un comunicado de prensa, el jefe de Mercedes, Dieter Zetsche, afirma que están a punto de lanzar una “ofensiva de productos eléctricos” que vendrían a “cubrir todos los segmentos de vehículos”.