FE Fuell Cell de Hyundai: el futuro del hidrógeno ya está aquí

Posiblemente Hyundai logró vencer a Toyota y a Honda en lo que se refiere a vehículos con celdas o pila de combustible de hidrógeno, aunque se debe decir que el fabricante de automóviles surcoreano tomó aquí un atajo: la actual pila de combustible de su modelo Tucson se deriva de un modelo ya existente, en lugar de un diseño de “hoja en blanco” estrenado por Toyota Mirai y por el Honda Clarity Fuel Cell.

Como sea, Hyundai ya está pensando ahora en lo que será su próxima generación de autos con pila de combustible. En la presente edición del Salón del Automóvil de Ginebra 2017 dio a conocer su concepto FE Fuel Cell, que muestra lo que podría ser un vehículo de pila de combustible de Hyundai basado en una plataforma dedicada exclusivamente a él. Ése es exactamente el tipo de vehículo que Hyundai lanzará en algún momento el próximo año como un reemplazo de su actual Tucson.

Relacionado: Hyundai Ioniq “asalta” el mercado híbrido y EV con precios muy competitivos

El FE con pila de combustible (FE: “Future Eco”) es un crossover como el Tucson, pero con un estilo radicalmente distinto a cualquier modelo de producción actual de Hyundai. Debido a que los carros con pila de combustible no requieren de grandes radiadores, Hyundai decidió abandonar la tradicional parrilla y poner en su lugar una fascia frontal lisa. El resto del cuerpo continúa esa línea, con superficies relativamente simples que contrastan con las líneas esculpidas y pesadas de muchos autos actuales. Hyundai dice que la forma del vehículo hace referencia al agua, la única emisión que realiza la pila de combustible.

Hablando del tren motriz, Hyundai asegura que este mejorará bastante en relación al Tucson. La configuración del concepto FE es un 20 por ciento más ligera, y alcanza un 10 por ciento más de eficiencia, de acuerdo con el fabricante, con un aumento del 30 por ciento en la densidad de potencia de la pila de combustible. Esto le permite producir más potencia a partir del mismo volumen, proporcionando en teoría un mayor alcance. Hyundai dice el FE con pila de combustible podrá conducirse por 800 kilómetros (497 millas) entre cada carga de hidrógeno.

El concepto FE no sólo utiliza pilas de combustible para impulsarse. El agua emitida por la pila de pilas de combustible circula a través de un humidificador para hacer la cabina más cómoda, y la electricidad se envía a baterías portátiles que pueden recargar dispositivos eléctricos, incluyendo un scooter almacenado en el área de carga.

Hyundai planea lanzar esta próxima generación de crossover el próximo año, y dice que el modelo de producción incorporará algunas características del concepto FE Fuel Cell. Los automóviles con pilas de combustible aún enfrentan retos importantes, incluyendo una infraestructura limitada de hidrógeno y unos precios relativamente altos. Pero de un modo u otro, Hyundai está cubriendo todas las apuestas: está dedicando recursos no sólo a las pilas de combustible, sino también a los híbridos, híbridos enchufables y autos eléctricos, todo en un intento de convertirse en protagonista del futuro transporte sostenible.