Prueban un Chevy Bolt EV sin conductor por las calles de San Francisco

No tuvo que pasar mucho tiempo para que GM y Cruise Automation comenzaran a poner los resultados de su alianza en las calles. Y es que los de Cruise ya han comenzado a probar Chevrolets Bolt EV equipados con su propia tecnología de auto-conducción por las calles de San Francisco.

Cruise también ha abierto una lista de ofertas de trabajo para conformar un equipo de ingenieros que quieran trabajar con ellos en San Francisco. Lo que sucede es que la demanda por combinar la tecnología de vehículos sin conductor con los coches eléctricos, y usarlos en empresas de ride-sharing (personas que comparten autos para viajar) está en plena marcha, y promete convertirse en una gran tendencia de transporte en los próximos años.

Relacionado: Chevrolet Cruze 2016 es más liviano, es más rápido, y está súper conectado

En el caso de GM, la inversión hecha de $500 millones en la compañía Lyft parece haber impulsado aún más la alianza hecha con Cruise. No hay una línea de tiempo definida para cuándo podremos ver los vehículos eléctricos sin conductor (y con un mostacho rosa) de Bolt responder a nuestro llamado, pero aquello de verdad podría suceder más pronto de lo esperado.

El 2017, Chevrolet Bolt EV ganó premio de Best of Show de Tendencias Digitales (inglés) en el CES 2016 de enero. Se espera que este coche tenga un rango de 200 millas por carga, y un costo aproximado de $ 30.000 después de descontar los incentivos fiscales correspondientes.

La versión totalmente eléctrica del Bolt será un coche absolutamente familiar. “Los patrones de conducción y el estilo de vida permitirán encajar muy pronto una gama de vehículos eléctricos de 200 millas de autonomía. Y las familias podrán tener dos o tres coches así, para cualquier tipo de necesidades”, dijo a Tendencias Digitales Darin Gesse, Director de marketing de producto de Chevrolet, en marzo de 2016.

Relacionado: El Chevrolet Camaro cumple 50 años y lo festeja con una edición especial

Al Bolt EV ya se le espera en los concesionarios este otoño. Ahorabien: no esperes que aparezcan también las versiones sin conductor. De hecho, si andas caminando por San Francisco, verás sólo uno, yendo y viniendo por allí. Pero en algún momento de los próximos años, tan pronto como las tecnologías de automatización y las legislaciones locales y federales lo permitan, llamarás a Lyft para pedir un auto, y seguro que te recogerá uno con un bigote rosa y sin conductor. Y claro: será un Chevy Bolt EV.