Porsche vendería modelos Cayenne Diesel con cero millas como vehículos usados

Junto con otros modelos de Volkswagen y de Audi, Porsche emitió una orden de no-venta para su Cayenne Diesel el pasado año, todo después del escándalo por el uso de un software ilegal que permitía manipular las pruebas de emisiones. Porsche tendrá aún que buscar una solución para los vehículos que ya vendió, seguramente, re-comprándolos. Pero ¿qué pasará con los modelos Cayenne Diesel sobrantes, los cuales están aún por decenas en los concesionarios?

Una vez alcanzada una solución que permita a estos SUV cumplir con los estándares de emisiones, Porsche podría venderlos como “vehículos usados”, ha dicho en una reciente entrevista a Automotive News (suscripción requerida) Klaus Zellmer, CEO de Porsche Cars North America. Los tribunales aún no han llegado a un acuerdo para el Cayenne Diesel y los otros modelos de Audi y de VW que utilizan el mismo motor V6 de 3.0 litros.

Relacionado: Estos son los 10 mejores modelos Porsche de la historia

En la actualidad, hay alrededor de 10,000 modelos Cayenne Diesel afectados en manos de sus clientes, además de otros 1,300-1,500 que aún se encuentran en los almacenes de los concesionarios, dijo Zellmer. Porsche emitió la orden de stop-sale el 3 de noviembre de 2015, orden que se aplicaba a los modelos 2014-2016. En cualquier caso, el fabricante tendría que modificar los vehículos en el inventario del distribuidor para cumplir con los estándares de emisiones antes de que puedan ser vendidos.

Sin embargo, los reguladores no han aprobado aún las modificaciones para ninguno de los vehículos diesel del Grupo Volkswagen afectados. Un acuerdo que incluye a los modelos de VW y de Audi con motores de 2.0 litros fue alcanzado en octubre, acuerdo que da a sus propietarios la opción de vender los automóviles a la empresa, o bien esperar a que se implemente algún tipo de arreglo en al auto mismo. Pero no se ha llegado todavía a ningún acuerdo para el Cayenne y otros modelos diesels de 3.0 litros, aunque se espera un tipo de solución similar de recompras y modificaciones.

Asumiendo que se obtendrá la aprobación para vender los modelos Cayenne Diesel sobrantes, Porsche los pondrá a un buen precio para atraer compradores, dijo Zellmer, y señaló que “siempre hay un mercado para cualquier vehículo”. Los modelos han estado “guardados” en los concesionarios por más de un año, pero no tienen kilometraje. Por cierto, se tratará de la última oportunidad para cualquier comprador de tener un modelo diesel del VW Group, ya que parece muy poco probable que la compañía los vuelva a poner en el mercado norteamericano.

Porsche Cars North America ya ha descargado un número no revelado de Cayenne Diesel, originalmente asignados a los Estados Unidos, según ha informado Automotive News. En la primavera, Zellmer dijo que había una serie de modelos diesel en los puertos de los Estados Unidos y en otros lugares, aunque la mayoría se encontrarían en Alemania.