Un carro autónomo de Google fue detenido por andar muy despacio

Cuando escuchamos que uno de los carros autónomos de Google fue detenido  por la policía, pensamos que uno de sus pequeños vehículos había sido atrapado en la autopista mientras hacían un ensayo no anunciado para alcanzar altas velocidades.

Pero no. Fue de hecho detenido por andar muy despacio. Es correcto, un policía de tránsito de Mountain View, vio el pequeño auto andando por una calle con una velocidad al parecer no mayor a la de una abuelita caminando su perro, y decidió pararlo.

RelacionadoGoogle contrata a ejecutivo de Hyundai para dirigir su proyecto de coches autónomos

Zandr Milewski, usuario de Facebook, fue testigo del incidente y decidió tomar una foto del policía junto al pequeño y tierno auto, que curiosamente, se parece a los carros de policías que vemos en las caricaturas. El domo que se ve en el techo de este contiene los sensores del mismo.

Despues de que Milewski subió en Facebook la fotografía, el Departamento de Policía de Mountain View confirmó la noticia del incidente, explicando que uno de sus policías de transito notó que había una fila de vehículos detrás de un auto que se movía muy despacio”, y como consecuencia, decidió retenerlo a un lado de la vía.

“Cuando el agente se acercó, se percató que era el carro autónomo de Google”, dice el comunicado, añadiendo que “hizo contacto con los operadores para entender cómo el vehículo escogía los niveles de velocidad sobre ciertas calles y para educar a los operadores del vehículo sobre la obstaculización del tráfico”.

Google aprovechó el incidente para escribir en línea que después de 1.2 millones de millas de conducción autónoma (el equivalente a 90 años de experiencia para un humano), podemos sentirnos orgullosos de que nunca nos hayan multado”, sugiriendo que el empleado de Google que se encontraba en el auto, pudo convencer al agente de que andar súper despacio era necesario bajo las circunstancias, aun cuando se estaba obstaculizando el tráfico.

Admitiendo que es extraño ser retenido por conducir despacio, Google explicó que por razones de seguridad decidió bajar la velocidad máxima del vehículo a 25 millas por hora.

“Queremos que estos autos sean amigables y que la gente se sienta segura para aproximarse a ellos en lugar de limitar a mirarlos de lejos”, añadiendo que eso fue lo que hizo” el oficial al acercarse al auto y preguntar más sobre el proyecto”.

Google está ensayando esta tecnología ensayando 21 prototipos en las calles alrededor de sus oficinas en Mountain View, y tiene otros cuatro andando por las calles de Austin, Texas. También tiene 23 camionetas Lexus en las calles que ruedan con algunas partes de su tecnología.

Al andar tan despacio, usted pensará que ya han sucedido incidentes con los carros autónomos, pero la información dada por la compañía muestra que en los últimos dos meses todos sus vehículos han evitado cualquier tipo de accidente de tránsito.