Cadillac Escala: el futuro del lujo americano ya está aquí

Los autos de lujo de Cadillac son quizá los mejor preparados para plantarles lucha al “ejército alemán” de vehículos de lujo, pero aún se necesita de un Buque Insignia. En los últimos años, Cadillac ha utilizado el Pebble Beach Concours d’Elegance para hacer una vista previa de lo que podría ser este “buque”, junto con algún otro carro u otros conceptos, entre ellos el convertible Ciel y el coupé Elmiraj. Y bueno: ya era hora de volver con otro.

Debutando en el Pebble Beach Concours d’Elegance 2016, el Cadillac Escala representa todo lo que un posible pedir a un modelo insignia, siendo incluso “más grande, más de élite, y más expresivo” que el CT6 lanzado recientemente. Y es que el CT6 es el sedán más lujoso de Cadillac, sí: pero aún así no alcanza a jugar en la misma liga que el Mercedes-Benz Clase S, y otros cruceros de lujo alemanes.

Relacionado: El Cadillac XT5 2017 está muy bien, pero no sabemos aún si pasará a la historia

Cadillac afirma que el Escala posee un lenguaje de diseño y de tecnología actualmente en desarrollo. El estilo tiene los mismos bordes afilados vistos en otros Cadillacs, pero es mucho más moderado. Hay menos cromo, y los faros y las luces de circulación diurna se han adelgazado considerablemente. De 210.5 pulgadas de largo (5.34 metros), el cuatro puertas Escala es aproximadamente 6 pulgadas más largo que un CT6.

Un V8 con turbocompresor twin de 4.2 litros impulsa las ruedas traseras. Cadillac dice que este motor puede ser utilizado en futuros modelos de producción, pero no han revelado la cantidad de energía que produce en el Escala. El V8 tiene lo que se conoce como la “desactivación de cilindros”, lo cual (como su nombre lo indica) paraliza el trabajo de cuatro cilindros bajo cargas ligeras, con el fin de ahorrar combustible. El Escala también comparte la plataforma básica con el CT6, el cual utiliza una mezcla de acero de alta resistencia y aluminio para reducir peso.

El interior fue diseñado para tener “doble personalidad”, según Cadillac, con alta tecnología en su parte delantera, y de suma relajación en su parte trasera, siendo casi un oasis para los pasajeros con chofer. El conductor puede hacer uso de tres pantallas OLED curvas, las cuales se acoplan a las funciones de la pantalla del tablero de instrumentos principal. Para ayudar a manejar todas estas pantallas, existen muchas funciones de información y entretenimiento, las cuales se pueden activar mediante controles de voz y gestos.

Mientras que el Escala probablemente no va a entrar en producción, algunos de sus elementos de estilo y tecnología sí que lo podrían hacer. Al igual que con anteriores conceptos presentados en Pebble Beach, la cuestión sigue siendo si el Escala presagia la producción de sedán insignia, o seguirá siendo nada más que una demostración anual de un coche bonito.