Se acabó el BMW Z4: Y ahora, ¿BMW Z5, o retorno del Toyota Supra?

El BMW Z4 oficialmente se ha puesto la camiseta de suplente, aunque tampoco parece que vaya a calentar el banquillo… Ya que estamos con los símiles futbolísticos, habría que decir que al Z4 ni siquiera lo van a convocar para los siguientes partidos.

La marca alemana no ha hecho de esto un drama, y su retiro de los concesionarios se hará con bastante poca fanfarria. De acuerdo a una publicación de BimmerToday, el último Z4 salió de la línea de producción el pasado 22 de agosto. A la venta desde el año 2002, el carro suponía ser una alternativa entretenida y confortable del Porsche Boxsters y del Audi TT, todo a la vez que se proporcionaba una versión M ya en su primera generación.

Relacionado: El último concepto de BMW rinde un homenaje a un clásico de los ‘70

Pero en realidad no estamos aquí para hablar sobre el cesado Z4. Estamos aquí para hablar de lo que se viene. Y es que durante años han estado circulando rumores sobre un reemplazo del Z4 por un llamado Z5, rumores que adquieren gran interés debido a la relación existente entre BMW y Toyota.

Por el lado de BMW, el supuesto Z5 compartiría su chasis con el sucesor del Toyota Supra, con un motor que estaría siendo desarrollado por los alemanes. Cruzamos los dedos para que sea un seis en línea de 425 caballos de fuerza, pero parece que somos los únicos en desearlo.

Por el lado de Toyota, el momento no podía ser más perfecto para un regreso de su Supra. Y es que tanto el Acura NSX como el Ford GT han pasado por un últimamente por un resurgimiento de alto perfil, y aunque el Supra no está al mismo nivel que estos, su base de apasionados seguidores le darían la bienvenida con los brazos abiertos.

Los detalles existentes sobre este auto son pocos y distantes entre sí, pero es muy probable que tome su nuevo estilo del impresionante concepto FT-1 de Toyota, contando además con todas las ruedas motrices.

ft-1-2 toyota

¿El nuevo Toyota Supra, o el nuevo BMW Z5?

Lo último que hemos sabido es que Toyota tiene previsto presentar un concepto que estaría listo para entrar en producción a finales de 2016. Por ello, si las cosas siguen su rumbo previsto, el reemplazante del Z4 no debiera tardar en llegar… hablando japonés.