En Nürburgring, BMW fue más rápido que Ferrari, Porsche y McLaren

El BMW M4 GTS, el primer BMW en usar inyección de agua, es oficialmente el auto de producción en serie más rápido que la compañía alemana jamás haya construido. Como el M4 estándar, el GTS tiene un motor de 3 litros con doble turbo, pero su diferencia es que está equipado con tecnología que le permite alcanzar un nivel superior de performance.

El sistema de inyección de agua del GTS es simple. Consiste en un tanque de 5 litros a prueba de heladas, una bomba de agua, algunas válvulas y un grupo de sensores. Todos juntos trabajan en equipo para rociar un fino vapor de monóxido de hidrógeno al combustible en el múltiple de admisión, antes de que ingrese al cilindro. Como consecuencia, el combustible tiene menor temperatura, mayor densidad, es más eficiente, y provee mejor performance. Lo que tiene sentido, ya que sistemas similares se han estado usando en autos de competencia por muchos años.

Relacionado: En 2 semanas, se vendieron todas las unidades del McLaren 675 LT Spider

Gracias a la  inyección de agua, el motor entrega 493 caballos de potencia en lugar de 425, y 600 nm de torque, en lugar de 550.

La mayor potencia, los 90 kg menos que la versión estándar y la suspensión mejorada transforman al M4 edición limitada en un verdadero auto de carreras —la nueva mecánica está acompañada de una carrocería de competición con alerón trasero, splitter delantero y jaula de seguridad.

BMW ha publicado un video de su nuevo auto girando alrededor del famoso circuito de Fórmula 1 Nurburgring. El GTS completa una vuelta al circuito en un impresionante tiempo de 7 minutos 27 segundos con 88 centésimas. No solo es el mejor tiempo de cualquier BMW en dar una vuelta a Nurburgring, el GTS fue más rápido incluso que la Ferrari 458 Italia, el Porsche Carrera GT y el McLaren MP4-12C.

Mira el video HD de esa vuelta en el video aquí abajo. El responsable del nuevo récord es Joerg Weidinger, piloto de carreras y desarrollador gurú de carrocerías para BMW.