BMW y Karma Automotive firman acuerdo para construir un nuevo auto eléctrico

Karma Automotive tiene una desafío gigante enfrente. El fabricante de vehículos eléctricos, vuelto a nacer y con nuevo management, puede que tenga un producto listo para salir al mercado. El problema será la competencia con los rivales como Tesla, que tienen ventaja inicial y una base leal de seguidores.

Mientras Karma espera que finalice la construcción de su nueva planta de montaje en Moreno Valley, California, ha estado trabajando duro para asegurar a BMW como proveedor de componentes para los motores que impulsarán a sus vehículos. Las dos empresas han firmado un acuerdo en el que BMW proveerá los sistemas de carga de batería de alto voltaje y una amplia gama de motores con tecnología híbrida y EV. El acuerdo es para el nuevo modelo 2017 EV y para los proyectos futuros.

Relacionado: Lamborghini lanzará un ‘Huracán’ edición especial

No se sabe mucho más sobre lo que se firmó, pero se asume que los componentes de BMW no cambiarán los planes de Karma de producir el nuevo auto eléctrico el próximo año en la fábrica de California. Aproximadamente 150 empleados serán contratados para construir el nuevo modelo, un numero semejante al que se necesitó para hacer el antiguo Fisker Karma que dejó de producirse en 2012.

La verdadera diferencia entre el Karma 2012 y el nuevo modelo que todavía no tiene nombre estará en el hardware eléctrico. Mientras que el Karma anterior usaba un motor de 2 litros con turbocompresor, una batería de ion de litio de 20kWh, y 2 motores eléctricos de 120kW (161 hp), el nuevo EV tendrá, con seguridad, un equipamiento de la compañía de Bavaria más liviano y más eficiente.

“El grupo Wanxiang le está dando a Karma Automotive la oportunidad de sacar al mercado un auto sensacional, y la alianza con BMW es perfecta para el futuro”, dijo el CEO de Karma Tom Corcoran. “Continuaremos desarrollando autos lindos con la última de tecnología hibrida y EV”.

Aunque el resto de la industria automotriz está empezando a alcanzar a Tesla, el líder en desarrollo de autos eléctricos todavía está lejos para la nueva Karma Automotive. Con excelentes componentes a su disposición, Karma quizás tenga alguna chance de dar pelea. Pero la pregunta es, ¿qué harán los otros fabricantes de autos de lujo para competir con los dos startups de autos eléctricos?