BMW “I” se centrará ahora en desarrollar vehículos autónomos

Cuando BMW lanzó su división “i” hace ya algunos años, el objetivo era crear vehículos más ecológicos mediante el desarrollo de sistemas de propulsión eléctricos, así como el uso de nuevas tecnologías, haciendo siempre hincapié en la eficiencia y sostenibilidad sus diseños.

BMW-i seguirá muy centrada en la tecnología, pero el énfasis parece haberse ahora desplazado desde la eficiencia a la autonomía. Y es que el fabricante alemán planea rediseñar su visión de futuro para trabajar en los automóviles con auto-conducción, ha dicho recientemente a Reuters Klaus Froehlich, miembro de la junta de BMW, en una reciente entrevista dada en la sede de la compañía, Munich. Según Froehlich, el cambio comenzó en abril, y se encuentra ahora en plena “fase de aceleración”.

Relacionado: Según Fiscal, carros autónomos podrían ser utilizados en crímenes

Varios fabricantes de automóviles, como Ford y Volvo, están llevando a cabo extensas pruebas con vehículos auto-conducidos, mientras que Fiat Automóviles Chrysler (FCA) se ha asociado con Google para desarrollar también sistemas autónomos de alta tecnología. Tiene mucho sentido, entonces, que BMW quiera entrar en este ‘baile’, aún cuando la redefinición de su categoría “i” pueda resultar un tanto inesperada.

Desde que los vehículos eléctricos i3 e i8 híbrido enchufable se pusieron en marcha como los modelos en 2014 y 2015 (respectivamente), el interés por los coches eléctricos de lujo no ha hecho más que aumentar. De hecho, otros fabricantes alemanes están planeando competir ya directamente con Tesla: Porsche lanzará un sedán deportivo totalmente eléctrico en 2020, mientras que Audi lanzará un SUV eléctrico en 2018. Mientras tanto, BMW todavía no ha confirmado nada en relación a su próximo modelo “i”, lo cual significa que -muy probablemente- no llegará hasta después de los lanzamientos de la competencia.

BMW comenzó con esta división “i” apostando a que serían modelos “imprescindibles”, destinados a satisfacer las futuras necesidades ecológicas de los consumidores. Pero puede que ahora tenga un plan de negocios completamente diferente. Froehlich dijo a Reuters que los coches autónomos podrían utilizarse en conjunción con algunos servicios de ride-sharing (compartir vehículos). Debido a que no necesitan conductores, potencialmente podrían socavar los costos de servicios ya establecidos, como Uber y Lyft.

Relacionado: ¿Qué es lo próximo? El proyecto BMW-i te trae el futuro

Enjambres de vehículos auto-conducidos han sido descritos como el sistema de transporte del futuro por muchos analistas, y aquello puede también ser la razón por la cual Uber cuenta ya también con un laboratorio en el cual desarrolla vehículos autónomos. Con su división “i”, BMW quería convertirse en pionero de los coches eléctricos, pero se quedó atrás. Y si no se mueve ahora con rapidez, se arriesga al mismo resultado en esta recién inaugurada carrera de los vehículos autónomos.