Bentley no descarta la fabricación de un SUV más pequeño que el Bentayga

El Bentayga ha excedido las expectativas de Bentley por un largo tiempo, por lo que no es una sorpresa que el plan de expansión de la compañía considere un segundo modelo más pequeño.

“Puedo asegurarles que Bentley —a largo plazo— no se quedará con un solo modelo en la alineación de SUV”, confirmó el jefe de la compañía, Wolfgang Duerheimer, en una entrevista con la revista automotriz Automotive News. “Tenemos indicios claros de que un Bentayga algo más pequeño tendría una gran aceptación”, añadió.

Relacionado: El Continental Supersports es el Bentley más rápido y potente de la historia

Bentley fabrica exclusivamente vehículos de lujo de gama alta, con sus precios acordes a su exclusividad, y esta política no está a punto de cambiar. Esa estrategia, en principio, hace suponer que el agregar un nuevo SUV más pequeño sea una proposición complicada. Por un lado, la compañía diluiría su imagen si se mueve demasiado hacia abajo, tanto en tamaño como en precio. Por otro lado, los SUV se superpondrían si el modelo más pequeño se colocara demasiado cerca del Bentayga (en la foto) en términos de tamaño, características y precio.

Rolf Frech, Jefe de ingeniería de Bentley, dijo a Automotive News que una forma de diferenciar los dos SUV sería electrificando al más pequeño. Esto metería también a Bentley en un nuevo segmento, atrayendo a un nuevo grupo de compradores a sus concesionarios. En realidad, es una situación de ganar-o-ganar para la marca británica.

Los recursos del fabricante son enormes, pero no ilimitados. Lo cierto es que en Bentley no pueden darse el lujo de desarrollar a la vez tanto un SUV eléctrico como una versión de producción del impresionante concepto EXP 10 Speed ​​6 mostrado hace dos años en el Salón del Automóvil de Ginebra. El año pasado, Frech dijo a Digital Trends (Inglés) que no tenía prisa por decidir si seguirían adelante con el desarrollo de un coupe más hardcore —enfocado en el conductor— como el EXP 10 Speed 6.

Si no es eléctrico, es probable que el segundo SUV de Bentley llegue con un potente motor de seis u ocho cilindros a gasolina y un tren de transmisión híbrido enchufable. No está programado que llegue antes 2020, como muy pronto, por lo que los ejecutivos de la compañía tienen aún tiempo para sopesar los pros y los contras de cada opción.