El nuevo Bentley Continental GT tiene algo de los Beatles

Varios fabricantes de autos han producido, en ocasiones, ediciones especiales ‘artísticas’ de algunos de sus más famosos modelos. BMW, por ejemplo, construyó el CSL 3.0 que corrió en las 24 horas de Le Mans en 1975, y más recientemente, el M3 GT2 diseñado por Jeff Koons en 2010.

Bentley, por el otro lado, no tiene ninguna historia relevante en este tipo de ediciones especiales, pero eso no le impidió crear una del Continental GT V8 S Convertible en colaboración con Sir Peter Blake.

Relacionado: Nuevo Bentley Continental GT Speed: más potencia y nuevo color

bentley_sweetie_03

Para aquellos que no reconozcan el nombre de este distinguido caballero, quizás sí les suene familiar su trabajo más famoso: la tapa del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de Los Beatles.

Bentley contrató a Blake, quien es considerado el padrino del pop art británico, para trabajar en su Continental convertible. El diseño de Blake se destaca por el color verde inglés de la parte baja de automóvil, el color azul St. Luke en la parte superior, un corazón color rojo St. James en el capot rodeado de vivos amarillos y un parilla color rosa fucsia.

A primera vista puede parecer una mezcla un tanto rara, pero, sin duda, el resultado final es un automóvil con un espíritu pop británico. En el interior, cada asiento es de un color diferente: Verde Cumbria, Azul Imperial, Negro Espuela y Cuero Newmarket. El volante también es multicolor, con cuatro tonos diferentes, mientras que la palanca de cambios es rosa.

Bajo el acorazonado capot descansa el mismo motor V8 biturbo de 4.0-litros que tiene el GT V8 S estándar, que entrega una potencia de 520 HP y un torque de 502 pie-libra. Acompañado de una transmisión automática de ocho velocidades y tracción permanente en las cuatro ruedas, el vehículo acelera de 0 a 60 mph en 4.5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 181 mph.

Bentley planea subastar el Bentley ‘Pop’ en el Festival Goodwood de la Velocidad en junio, el dinero recibido por su venta será entregado a Care2Save Charitable Trust, una organización internacional que provee cuidados paliativos para personas con enfermedades terminales.