Mira este Lamborghini Aventador S competir con un avión en los Alpes

Cuando tienes un Lamborghini, no hay muchos vehículos terrestres que puedan hacerte sombra. ¿Cómo hacer entonces para competir con alguien en igualdad de condiciones? Pues, quizá mirando al cielo.

Lamborghini organizó un desafío para su nuevo Aventador S que parece directamente sacado de Top Gear o de Fast and Furious. En este video, un Aventador S compite con un avión, y no en una pista de carreras, precisamente. El lugar de esta peculiar batalla es en los Alpes, en el nevado Valtellina de Livigno, Italia.

El video comienza con un esquiador y el zumbido de un avión acrobático. Este mismo esquiador se sube después en un Aventador S y le da persecución al avión. Después de una rápida carrera sobre una carretera asfaltada, el Lambo se mete en la nieve para continuar con la acción. El Aventador S podrá venir con tracción total estándar, pero dudo que muchos estén dispuestos a hacer algo así con un juguete de $400,000.

El Aventador S es una versión reforzada y re-vigorizada del Aventador estándar. Su motor de V12 de 6.5 litros produce 740 caballos de fuerza (40 más que el estándar), y 508 libras-pie de torque. Cuando no se desliza en la nieve, Lamborghini asegura pasa de 0 a 62 mph en tan sólo 2.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 217 mph, 349.2 kilómetros/hora.

La velocidad descomunal no es la única novedad de este Lamborghini, en cualquier caso. Con el Aventador S también trataron de mejorar el manejo mediante la instalación de un sistema de dirección en las cuatro ruedas, además de que sus modificaciones aerodinámicas aumentaron su downforce en un 130 por ciento por sobre el Aventador estándar. El S también tiene un nuevo modo “Ego” (sí, en verdad) el cual le permite al conductor seleccionar individualmente el ajuste de cosas tales como la suspensión, la dirección y la respuesta del acelerador. Como antes, el Aventador S también tiene tres modos pre-programados: Strada, Sport y Corsa.

No esperes a que Lamborghini añada un modo “Nieve” o “Hielo”, en todo caso, aunque ten por seguro que Lamborghini y otros muchos fabricantes de vehículos seguirán azotando y exprimiendo sus creaciones por el bien del espectáculo.