Video: Audi R8 V10+, un auto mitad de carrera, mitad de carretera

Digital Trends tomó prestado un Audi R8 y lo probamos en un viaje en ruta desde Carolina del Norte a Virginia y, luego, en el circuito Daytona International Speedway para verlo en acción en circunstancias más exigentes.

En caso de que no lo recuerdes, el Audi R8 2017 es la última versión del auto insignia de la compañía, que viene equipado con un motor V10 de 5.2-litros. En su configuración estándar, el R8 produce 540 caballos de potencia, pero en su formato más agresivo —V10+— el R8 genera 610 HP y 413 pie-libra de torque. Esta potencia se canaliza a las cuatro ruedas a través de una transmisión de siete velocidades con doble embrague y del sistema Quattro de tracción integral propio de la  compañía.

Relacionado: El Audi R8 Spyder es una de las joyas del Auto Show de New York

El Cockpit Virtual de Audi (ver foto), es decir su tablero de instrumentos digital, es la única fuente de información en el R8. La pantalla de 12.3 pulgadas reemplaza el tradicional panel analógico con una interfaz modular que proyecta información de performance, opciones de entretenimiento, y mapas de navegación —cortesía de Google. La pantalla está principalmente diseñada para el conductor, aunque un pasajero puede verla suficientemente bien, de modo que podrá asumir tareas como seleccionar la estación de radio o ayudar con el GPS.

La cabina está muy bien aislada del ruido exterior, lo que permite que las conversaciones entre el conductor y pasajero ocurran a niveles normales de volumen —sin importar si el auto está en modo Comfort o en modo Sport.

Estos dos modos, sin embargo, están bien balanceados, es decir, no son extremos:  el modo es Sport es bastante confortable y el modo Comfort es bastante deportivo.

Daytona

 La competencia Rolex 24 en Daytona es una de las carreras más exigentes en suelo americano. El ultimo febrero, el R8 GT3 LMS ganó su clase de la mano del equipo Magnus Racing. La pregunta aquí es: ¿qué tienen de similar el R8 GT3 de carreras y el R8 que se vende al público? Bueno, mucho más de lo que esperábamos.

Para empezar el motor de 5.2-litros del auto de carrera es el mismo que lleva el auto de carretera. De hecho, debido a ciertas restricciones de la clase y formula donde corre el GT3, el R8 de la calle tiene más potencia que el de carrera.

Pero no solo es el motor, el R8 V10+ comparte el 50% de los componentes con su hermano de competición. Tener un auto a tu disposición que es mitad de carrera, es mucho mejor de lo que imaginas.

Con 610 hp en el motor y el famoso circuito de Daytona delante, tuvimos suficiente asfalto para intentar alcanzar la velocidad máxima del R8 de 205 mph. Lamentablemente, debido a no estar acostumbrados a las enormes fuerzas G a las que no vimos sometidos en el circuito, solo alcanzamos las 170 mph.

Después de cientos de millas e incontables vueltas, es seguro decir que la última versión del auto insignia de Audi se siente en casa tanto en un circuito de carreras como paseando por las calles y rutas de cualquier ciudad.