Audi Q5 2.0 TFSI: ¿Quién dijo que no se podía tenerlo todo?

Dicho ya de una vez: el Q5 2.0 TFSI de Audi tiene todas las cualidades que lo hacen ser un crossover de calidad Premium, y con el cual todos los demás serán comparados.

Los crossovers tienen hoy un estatus muy especial. Fantástico para algunos, y horrible para otros: son los vehículos que más gente el mundo quiere. ¿Y qué quiere la gente? Los consumidores que quieren utilidad, estilo, versatilidad, deportividad, y más. Y claro: muchos de estos requerimientos son excluyentes entre sí. Nadie puede hacerlo todo a la perfección… aunque algunos claramente se acercan a este objetivo.

Audi ha estado ajustando su Q5 desde 2008, y la segunda generación está a punto de salir a la carretera.

Relacionado: Volvo V90 Cross Counry puede ser el remedio para la fiebre del crossover

El Audi Q5 2.0 TFSI es un vehículo prácticamente “nuevo”, ya que casi no hay partes se le transfieren de su predecesor. Su motor TFSI de 2.0 litros genera 252 caballos de fuerza, la cual es enviada a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de doble embrague de siete velocidades.

El cuerpo ha sido rediseñado para que se vea diferente desde todos los ángulos. Los pasos de rueda resaltan más, y todo en él luce más amplio, con más sentido. Desde la parrilla hasta la cola, la nueva imagen del Q5 lo pone en línea con el lenguaje de diseño actual de Audi, reduciendo así la brecha entre él y su hermano mayor, el Q7.

Y sin embargo, no todo está “a la vista”. Una fabricación mixta de material ligero, de acero de alta resistencia y de aluminio, le han ayudado al Q5 a bajar alrededor de 200 libras de peso en comparación con el modelo anterior.

La cabina del Q5 es cómoda y espaciosa, perfecta para cuatro personas, y con espacio de sobra para la carga. Los asientos traseros se pueden ajustar, y dependiendo de cómo estén colocados, pueden dejar entre 19.4 y 21.5 pies cúbicos de volumen para la carga. Si acarreas más cosas que personas, el banco trasero se pliega hacia abajo para aumentar ese volumen hasta los 54.7 pies cúbicos.

Al igual que el A4, el Q5 viene con la Cabina Virtual disponible como una opción. Una pantalla de 12.3 pulgadas detrás del volante informa del estado del vehículo, a la vez que permite el acceso a medios de comunicación, navegación y otros sistemas incluidos en el automóvil.

Relacionado: Lexus adelanta la imagen de su próximo crossover UX

El Q5 puede ser equipado con Quattro Ultra, una actualización del sistema de tracción en las cuatro ruedas que permite desconectar el eje trasero para aumentar la eficiencia. En todos aquellos tramos de carretera en los que no se necesita de las cuatro ruedas de tracción, el sistema intuitivo de Audi deja al Q5 sólo con la tracción delantera hasta que se vuelva a necesitar la tracción total. Este sistema está siempre encendido, y al igual que el viejo dicho de Apple, “simplemente funciona”.

El más nuevo Q5 viene recién saliendo de la nueva planta de ensamblaje de San José, México, por lo que va a pasar algún tiempo antes de que necesite de otra actualización. Hasta entonces, hay en él suficiente tecnología para mantener a los conductores y pasajeros satisfechos y muy seguros.