El Aston Martin Vulcan es más caro usado que nuevo

El mercado de autos usados es un sube y baja, pero las chances de que vendas tu auto usado a un precio mayor al que lo compraste nuevo son muy bajas. ¿No?

Sí, pero estas reglas no aplican al mercado de los súper autos deportivos, como lo evidencia la venta de un Aston Martin ‘raro’ a su segundo dueño esta semana.

Relacionado: Force 1: un nuevo super auto con motor Viper y diseño Aston Martin

Cuando la compañía británica construyó el Vulcan, un modelo solo para usarse en circuitos de carrera, anunció que solo produciría 24 unidades, cada una de las cuales iba a ser ofrecida a personas que la propia marca elegiría. Es decir, que si te gustaba el auto y tenías listos los $2.3 millones de dólares —su precio original— no ibas a poder comprar este Aston Martin edición especial.

Tu única opción era esperar a que uno de los señalados por el constructor británico quisiera venderte el auto.

Lamentablemente, si habías separado $2.3 millones de dólares para la improbable ocasión de que un Vulcan apareciera en el mercado de autos usados, no separaste dinero suficiente. El primer Vulcan registrado en EE.UU está a la venta en Cleveland Motorsports por $3.4 millones de dólares. Esto es un 48% más caro que el precio original.

Un premium que una persona común y corriente jamás pagaría por un auto usado. Aunque aquí las comparaciones con el hombre común y corriente no tienen ningún sentido.

Este Vulcan —impulsado por un motor naturalmente aspirado V12 de 7.0 litros que entrega más de 800 caballos de fuerza— es sin duda muy atractivo y probablemente tenga uno de los diseños más interesantes de los últimos autos a la venta exclusivos para usarse en circuitos cerrados (incluyendo el Ferrari LaFerrari FXX K y el McLaren P1 GTR).

En las propias palabras de Aston Martin, el Vulcan es “la creación de la compañía más intensa y estimulante hasta el momento”. Además, el nuevo dueño puede asumir con tranquilidad que su nueve joya no tiene muchos kilómetros recorridos, Aston Martin vendió los Vulcans hace apenas dos meses.

Quizás los $1.1 millones no sean un mal negocio después de todo.