Aston Martin suma nombres en la creación de su próximo superdeportivo

El próximo supercar AM-RB 001 de Aston Martin será todo un esfuerzo de equipo.

El proyecto comenzó como una colaboración entre Aston Martin y el fabricante Fórmula Uno Red Bull Racing (el “RB” en “AM-RB 001”), pero estos mismos socios están trayendo algunos otros nombres no menos importantes del mundo del deporte-tuerca para hacer de este superdeportivo una realidad.

Así, Aston ha confirmado recientemente que bajo el capó del AM-RB 001 veremos un V12 de 6.5 litros construido por el famoso fabricante de motores de carreras Cosworth. La firma británica ha construido ya varios motores de carrera ganadores, en especial el DFV V8 (basado en Ford) que impulsó a toda una generación de carros de la F1. El V12 estará acoplado a una transmisión automática de siete velocidades con levas de cambio desarrollada por Ricardo, otra empresa bastante conocida en la Fórmula Uno.

Relacionado: El Vanquish Zagato de Aston Martin tendrá finalmente una producción limitada

Además del V12 y la caja de cambios de siete velocidades, Aston encargó un “sistema de baterías híbridas de peso ligero” a la firma croata Rimac, confirmando así que el AM-RB 001 estará alimentado tanto por gasolina como por electricidad. Rimac es conocido por su supercar eléctrico, el Concept One, que cuenta con 1,088 caballos de fuerza. Bosch también se suministrará a este equipo colaborando con componentes electrónicos tales como las ayudas al conductor, el control de tracción y el control de estabilidad.

Finalmente, Multimatic será el encargado de fabricar el chasis de fibra de carbono del AM-RB 001. Esta compañía trabajó en los anteriores superdeportivos de edición limitada de Aston: el One-77 y el Vulcan. También construye el Ford GT bajo contrato con Dearborn, en Michigan, y ayuda a ejecutar el programa de carreras para ese mismo. Aston Martin afirma que el AM-RB 001 tendrá una relación potencia-peso de 1:1, lo cual significa que tendrá un caballo de fuerza por cada kilogramo de peso. El único vehículo que a día de hoy ha conseguido esto es el Koenigsegg One: 1 con sus 1,341 kilogramos/caballos de fuerza.

Aston sólo planea fabricar 150 versiones de carretera del AM-RB 001, incluyendo todos los prototipos. También construirá 25 versiones sólo para pistas, lo que suma un total de 175 ejemplares. Se espera que el precio de cada uno de ellos ronde los $3 millones de dólares, pero dado el potencial de rendimiento y las expectativas creadas, es muy probable que Aston no tenga problemas en venderlos todos. Las entregas comenzarán en 2019.