Aston Martin DB11 es sometido a la prueba del calor

Después del frío extremo, el calor sofocante.

El deportivo Aston Martin DB11 es un proyecto cuyo valor de marca no puede ser ni exagerado ni tomado en menos. No sólo es un gran turismo configurar para tener el éxito de uno de los vehículos más elogiados, sino que el tema de fondo, por supuesto, es que el amplio desarrollo de un vehículo totalmente nuevo es crucial para su éxito posterior.

Todo debe no sólo funcionar, sino que hacerlo a la perfección. Sea en frío o en calor, sea en la nieve o en el desierto. El resultado ha de ser el mismo, siempre. Ya se sabe: la perfección no es algo que se improvisa. No somos dioses que alcanzamos la cima con sólo un par de pinceladas. Se ha de trabajar, perfeccionar, probar, fallar, volver a intentar. Y nunca, jamás nunca, morir en el intento.

Relacionado: El Vanquish Zagato de Aston Martin tendrá finalmente una producción limitada

Para comprender hasta qué punto del proceso de desarrollo llega Aston Martin, Digital Trends (inglés) los acompañó a Arizona para montar y poner a prueba el embrión del próximo DB11. No es necesario decir que Phoenix, en junio, es un verdadero infierno. Perfecto entorno, entonces, para las pruebas en clima caliente.

En algún momento del año próximo, el deportivo será el primero en aplicar un motor V12 de doble turbo. Más específicamente, un nuevo sistema de propulsión de 5.2 litros y 600 caballos de fuerza. Toda esta potencia será trasladada a las ruedas traseras a través de una transmisión automática ZF de ocho velocidades (la misma unidad que se encuentra en su actual buque insignia, el Vanquish). Una nueva estructura de aluminio albergará diseños completamente distintos, tanto por dentro como por fuera, de los cuales algo hemos sabido gracias al DB10 de Spectre. La reciente colaboración de Aston Martin con Mercedes-Benz producirá un motor V8 de doble turbo, pero bueno: eso será más adelante.

El DB11 ha estado en desarrollo durante casi tres años, y a este punto, la etapa final de la prueba se unirá a la presentación a la prensa el próximo mes. Se espera que la nueva plataforma de la DB11 sea la base que reemplazará tanto el Vantage como Vanquish, y el próximo cruce de ambos, el DBX. Aunque el interior y el exterior del prototipo testeado se vio deslucido por los sensores, cables y monitores adicionales, está claro que este será uno de los mejores diseños nunca antes visto. Aston siempre ha sido elogiado por su estética exterior, aunque es verdad que sus cabinas siempre dejaba mucho que desear. Todo indica que la historia será muy diferente. El DB11 ofrecerá tanto por dentro como por fuera una experiencia de lujo que coincidirá con las delicias que se podrán ver y oír.

Relacionado: Aston Martin fabrica un descapotable Vantage GT12 Roadster para un exclusivo cliente

Ciertamente Aston Martin no es el único fabricante de automóviles que ha ido tan lejos al momento de preparar el lanzamiento de un nuevo vehículo. Pero la rigurosidad de su proceso, así como la dedicación de su equipo, es digno de mención.