Alibaba afirma haber creado el primer ‘internet car’ del mundo

Al igual que los Borg y los teléfonos inteligentes, los autos han ido asimilando toda la tecnología que han podido y una velocidad casi bestial. El impulso de la conectividad de los teléfonos inteligentes ha llevado al desarrollo de sistemas de información y entretenimiento más complejos, y marcas como Apple y Google se han ido poco a poco instalando en los salpicaderos de nuestros vehículos. Pero la compañía de tecnología china Alibaba tiene toda la intención de dar un paso más allá.

La compañía china afirma haber construido el primer “auto Internet“, con un sistema operativo integrado que permite al vehículo actuar tal y como si fuese un “teléfono inteligente sobre ruedas”. Y si bien se ve como una SUV común y corriente, el vehículo utiliza una versión del sistema operativo YunOS de Alibaba, el cual le permite convertirse en una pieza más de aquello conocido como el “Internet de las cosas”.

Relacionado: Alibaba lanzará su propio Netflix en dos meses

“Así como los programas de software determinaron los llamados ‘teléfonos inteligentes’ de hoy, YunOS hará de los vehículos algo aún más indispensable para la vida humana en el futuro”, ha dicho Jack Ma, CEO de Alibaba, en un comunicado.

Usando YunOS, tanto el conductor como los pasajeros pueden pagar cosas tales como los peajes y el combustible aún antes de llegar a la cartera. El auto también puede acceder a determinados servicios en línea, como reserva de hoteles. Puede incluso hacer recomendaciones como restaurantes y sitios de interés, todo basado en datos de viajes anteriores. Durante una demostración, Ma afirmó que el vehículo —por sí solo— podría incluso controlar automáticamente un dron sin necesidad de intervención humana.

El vehículo, en concreto, es un crossover Roewe RX5, construido por el fabricante de automóviles chino SAIC. Roewe fue creado a partir de los restos del venerable Rover, que SAIC compró en 2005. Alibaba dice que YunOS está ya a la venta en China con un precio que fluctúa entre los 99,800 yuanes ($ 14,910 dólares) y los 186,800 yuanes ($ 27,907). No esperes que salga a la venta en los EE.UU. en un corto plazo, ya que SAIC no tiene planes inmediatos de vender sus autos aquí.

En cualquier caso, un concepto similar puede aplicarse a un automóvil en los EE.UU… en cosa de tiempo, claro. El rumoreado “Apple Car” supuestamente hará hincapié en la conectividad y en todas las características habituales de los smartphones. Por su parte, Faraday también ha comunicado que su coche eléctrico contará con conectividad y respaldo de LeEco, con la posibilidad (potencial) de acceder a contenidos de Internet.