Alemania insta a la UE a prohibir los autos a gasolina o diesel en 2030

Apostando de lleno por la movilidad eléctrica, el gobierno alemán ha adoptado una resolución que facultaría a los políticos prohibir la venta de vehículos nuevos que funcionen con gasolina o diesel en 2030.

Alemania quiere claramente acelerar la adopción generalizada de los vehículos eléctricos. El gobierno ya había anunciado un ambicioso plan para reducir sus emisiones de CO2 en un 95 por ciento para el año 2050, aunque son muy concientes de que todo esto es más fácil de decir que de hacer.

Relacionado: Apple estaría desarrollando si iCar en Alemania

Sucede que los incentivos financieros otorgados a los clientes que compran un vehículo híbrido o eléctrico han fracasado en su intento de estimular las ventas, según informa el diario alemán Welt. La prohibición de los vehículos a gasolina y diesel es por tanto una manera infalible de asegurar compradores, les gusten los eléctricos, o no.

Algunos de los partidarios de esta controvertida resolución señalan que la prohibición de fabricar vehículos nuevos a gasolina y diesel consolidaría la posición de Alemania como una de las naciones más respetadas de la industria automotriz mundial. Es un hecho de que el mercado está cambiando, y avanza día a día hacia la electrificación. Además, a nivel mundial, uno de cada siete trabajadores de la industria automotriz es alemán. Dejar las cosas como están podría ser causa de un progresivo aumento del desempleo.

La prohibición propuesta es simplemente una resolución; no es una ley, y no está previsto que entre en vigor todavía. Welt señala sus principales respaldos son el Partido Verde, el Partido Socialdemócrata (SDP), y la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel.

16c709_069-1200x0

Alemania espera (como siempre) poder ejercer su habitual influencia sobre el resto de Europa. Muchos políticos del país han pedido a la Unión Europea que consideren implementar la misma prohibición en todo el continente. Por supuesto, Inglaterra —que dejó recientemente el E.U. después de pasar años quejándose de influencia de Alemania— no se verá afectada si es que esta resolución se transforma finalmente en ley.