El Acura NSX GT3 comenzará a competir en 2017

Después de meses de rumores, Acura reveló una versión de carrera de su super-auto híbrido NSX, en el Auto Show de New York la semana pasada. El Acura NSX GT3 parece estar listo para atacar, pero todavía necesita pasar algunas pruebas y no competirá sino hasta 2017.

El GT3 usa el mismo motor V6 biturbo de 3.5 litros que lleva el NSX estándar, pero los ingenieros decidieron quitarle el sistema de tracción integral e instalaron una configuración de tracción trasera. El V6 está conectado a una caja secuencial de seis velocidades, en lugar de la de nueve velocidades con transmisión de doble embrague del NSX estándar. Acura no lo dijo específicamente, pero es probable que el NSX GT3 no sea un vehículo híbrido.

Relacionado: ¿Podrá el RC F GT3 cambiar la mala historia competitiva de Toyota/Lexus?

La sigla “GT3” se refiere a la categoría GT3 de automovilismo de la FIA en la cual participan autos de serie modificados. Se ha convertido en una categoría muy popular en los últimos dos años por su relativo bajo costo y porque es una buena oportunidad de marketing para las automotrices. Los autos GT3 compiten en Europa y en el Pirelli World Challenge que se celebra aquí en EE.UU. Actualmente, Acura corre con un par de sedanes TLX en el desafío Pirelli, pero el NSX podría reemplazarlos.

Como toda transición a auto de carrera, el NSX GT3 sufrió cambios en la carrocería; los cambios incluyen nuevas ayudas aerodinámicas y un gigante alerón trasero. Y mientras que el habitáculo del NSX estándar es ergonómico y confortable, la cabina del NSX GT3 está vacía.

Relacionado: Acura acepatará órdenes para su NSX 2017 a partir de febrero

El NSX GT3 competirá con una variedad de autos de marcas establecidas como el Cadillac ATS-V, el Mc Laren 650S, y el Bentley Continental GT. El nuevo modelo también tiene relevancia para futuros autos de serie —se piensa que Acura planea producir un NSX Type R que adoptaría la tracción trasera del GT3.

El Type R todavía no ha sido confirmado, pero el nuevo NSX debutará muy probablemente el año que viene  en el automovilismo europeo —una vez que termine de superar todas las pruebas que la GT3 exige para que los nuevos autos puedan correr en la categoría.