El Acura NSX 2017 ganador en Pikes Peak es el mismo que puedes comprar

Muchos fabricantes usan el nombre de alguna famosa carrera para intentar relacionarla con el nombre de sus creaciones, cosa que —por lo general— no suele ir más allá del marketing y el auto-bombo. Hay, de hecho, un buen número de autos deportivos que se basan (supuestamente) en ciertos modelos famosos por sus resultados.

Sin embargo, el Acura NSX 2017 se ha ganado todos y cada uno de sus galones. El pasado fin de semana, el NSX se alzó con la victoria en la Time Attack 2 de la Pikes Peak International Hill Climb. Y he aquí lo más significativo del caso: aparte del equipo de seguridad adicional requerido por reglas de la competición, el vehículo ganador es prácticamente idéntico al que puedes comprar.

Relacionado: Acura NSX 2017 ya rueda por las carreteras 26 años después del original

El NSX fue pilotado por Nick Robinson, miembro del equipo North American R&D de de Acura, el cual ha estado muy involucrado en el desarrollo de la actual generación NSX. Cubrió el recorrido de 12.42 millas de Pikes Peak en 10: 28.820. Cabe recordar que la meta está a 14.115 pies por sobre el nivel del mar, y a esta elevada altitud los vehículos con sistemas de propulsión eléctrica poseen singular ventaja, ya que no pierden su poder a medida que el aire disminuye, cosa que sí sucede con los vehículos a combustión.

El ganador de la modalidad Time Attack 2 fue uno de los tres corredores NSX que participaban por Acura. El hermano de Nick, James Robinson (que también trabaja para el fabricante de automóviles como ingeniero en su grupo de desarrollo de motores de América del Norte), condujo un NSX modificado en el Time Attack 1. Este vehículo llevaba un chasis aligerado, un sistema de escape de flujo más alto, y algunas otras modificaciones.

Acura también compitió con un coche eléctrico basado en el NSX, el cual utilizó una versión mejorada de la cadena de tracción de cuatro motores del mismo prototipo Honda CR-Z que compitió el año pasado. Este NSX totalmente eléctrico fue pilotado por Tetsuya Yamano, el mismo que antes puso a prueba el CR-Z. Con un tiempo de 9: 06.015, y una velocidad media de 79.119 mph, le valió a Yamano acabar segundo en la categoría de eléctricos modificados, y tercero en la general.

Relacionado: Clarion reconstruye un Acura NSX de 1991

Los GT3 NSX que debutaron en el New York Auto Show de 2016 competirán en los mismos autódromos próximo año. Se tratará de unos autos de carreras de aspecto impresionante, pero no tendrán tanto en común con el NSX 2017 que conquistó máxima de los Pikes.