AfterShokz Bluez2: auriculares inalalámbricos de conducción ósea

El uso de auriculares son siempre  un motivo de frustración,  especialmente durante el desarrollo de actividades como correr o andar en bicicleta y donde  los auriculares que se insertan o cubren el oído  pueden terminar siendo  peligrosos por bloquear otros sonidos.

A la hora de elegir auriculares nuevos  o reemplazar los que ya tienes,  debes conocer los AfterShokz Bluez2,  unos auriculares que utiliza la tecnología de conducción  ósea para permitirte escuchar música, realizar conversaciones telefónicas y disfrutar cualquier tipo de audio sin bloquear los sonidos del mundo que te rodea.

Si no estás familiarizado con la tecnología, me tomo la libertad de explicarte que  la mayor parte de lo que oímos se debe a las ondas que viajan por el aire hasta el tímpano  se convierten en   vibraciones que son transmitidas  al oído interno.  Gracias a los descubrimientos anatómicos del médico italiano Giovanni Filippo Ingrassia en el Siglo 16, sabemos que  las ondas sonoras también pueden llegar al oído interno a través de imperceptible  vibraciones  sin necesidad de pasar por los tímpanos y directamente  desde los huesos de la cabeza.

Esta vía de transmisión del sonido se conoce como  conducción ósea y  es así  como una persona escucha su propia voz, y también cómo las ballenas escuchan.

Los mismos principios  se utilizan en los auriculares AfterShokz Bluez2  y debo reconocer  que este tipo de accesorio tiene varias ventajas sobre los auriculares tradicionales como ser la protección contra el daño potencial de disfrutar la música a volúmenes extremos, la reducción de introducción de bacterias en el canal auditivo y quizás lo más importante, el aumento en la seguridad personal  al no tener los oídos obstruidos  y permitir oír lo que ocurre a nuestro alrededor.

Los AfterShokz no son los primeros “gadgets” en utilizar esta tecnología y que  es usada ampliamente por la industria militar y aeronáutica para sus soldados y pilotos.

Son los primeros de este tipo que he usado y me sorprendió la calidad del sonido. Al principio, resulta una sensación extraña disfrutar de la música y escuchar  todo lo que me rodea. El  hecho que  no bloquean el sonido, no sólo son perfectos a la hora de realizar actividades deportivas, sino que también ayudan a  mantener la armonía conyugal y  las relaciones laborales al no ignorar a las personas que nos están hablando.

Los AfterShokz Bluez2, están fabricados de materiales resistentes a los golpes y transpiración. Funcionan con Bluetooth y traen controles de volumen y de inicio y terminación de llamadas. Sus baterías alcanzan la carga total en aproximadamente 2 horas y son suficiente para 6 horas continuas de audio.

Se venden directamente de las páginas  AfterShockz a 99 dólares  y  vienen en diferentes colores.