¿Eres adicto al café? Esta cafetera cuesta $10,000 dólares

Si tienes $ 10,000 dólares, tal vez los quieras gastar en esta cafetera de lujo.

Eso si, no está muy claro si se supone que debes beber el café que sale de la Royal Coffee Maker o invertirlo. Ni el Kopi Luwak (el grano de café más caro del mundo) deja en evidencia al último producto de Royal Paris.

Relacionado: Las mejores cafeteras

Se trata de una cafetera de oro de 24 quilates (o plata) que cuenta con un sifón de cristal y piedra semipreciosa que cuesta nada más y nada menos que $ 10,000 dólares.

Así que estás dispuesto a dejar de beber café del Starbucks el resto de su vida, tal vez puedes comprarte esta cafetera.

Metales preciosos aparte, la etiqueta de precio se atribuye al número extremadamente limitado de las Royal Coffee Makers que estarán disponibles en el mercado (lo cual, para ser justos, también está probablemente relacionado con la demanda relativamente baja de una máquina que cuesta aproximadamente lo mismo que algunos coches).

Esta cafetera, en particular, podría costar hasta $ 18,600 dólares. Según Royal Coffee, su coste está vinculado a las 50 horas de “mano de obra minuciosa” que requiere.

Como su nombre sugiere, la Royal Coffee Maker está destinada a transportar al pasado, a una época en la que el café no lo podían disfrutar todos los Tom, Dick y Harry que querían usar un baño público y se sentían obligados a hacer una compra a cambio. Era más bien una bebida ceremonial destinada a monarcas y similares.

“Transformando el arte de preparar el café en una ceremonia, el café molido se coloca por primera vez en la fina jarra de cristal Baccarat, se vierte el agua caliente en la olla de la caldera y en el vaso del quemador Baccarat”, explicó Royal Coffee.

“A continuación, el sistema totalmente automatizado permite que el calor, el vapor y la gravedad depositen el café en el vaso de Baccarat de crista”.

Pero ¿el sabor es tan bueno? La empresa con sede en París ciertamente piensa así Debido a que el café se prepara a la “temperatura perfecta” y no hay espacio para que los aceites aromáticos del café se escapen, su taza de café es “cristalina en aroma y con un sabor inigualable”.

Además, la Royal Coffee Maker afirma ser la única cafetera que agregar licores y especias al café o al té antes de su preparación.

“Nos tomó más de tres años de investigación y desarrollo para producir esta cafetera completamente única”, dice Maria Tindemans de Royal Paris. “Esta máquina de café de lujo es ejemplo elegante de la época opulenta de los cafés, cuando sólo el mejor café estaba reservado para los ricos y famosos. Y a diferencia de las modernas máquinas de café, una Royal no deja nada al azar. Cada proceso es una ciencia exacta y cada café es diferente a cualquier cosa que usted nunca haya probado”, concluye.